13 de March de 2010 00:00

Las mascotas también tienen sus hoteles

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 9
Sorprendido 5
Contento 12

Redacción Sociedad
[email protected]
 
Cari huele  a champú de manzanilla. La perrita schnauzer negra, de 6 meses, es una clienta habitual de Castle Dog, un hotel de cinco estrellas en Quito  para canes y gatos de todas las razas.

Es la cuarta vez que Cari  se hospeda en el hotel, donde los ‘botones’ (el personal) ya saben de sus preferencias. La perrita juega en la mañana en el espacio verde, consume tres veces al día alimentos balanceados para can, toma el baño (con champú de manzanilla)  a las 11:00, etc.
 

Algunos locales
Lord Guau.   Ofrece servicio de transporte al aeropuerto y al hotel.  Está ubicado en   el  sector la   Cruz de Piedra, en  Puembo. Para mayor información, llamar a los teléfonos 239 0043,
 239 0428  y al celular 09 949 2899.
Castle Dog.     Tiene capacidad para alojar a  50 mascotas. Además, oferta cachorros de raza boston terrier.  La dirección:  Av. Simón Bolívar  km4, entre El Mirador y la hormigonera Quito. Para reservaciones llamar a los teléfonos 289 8405 y 09 710 0623. 
Pets  Plaza Animal Resort.  Pregunte por su servicio de guardería  a  USD 4,50 el día.   El local 1 se ubica en Los Álamos y José Félix Barreiro. El local 2 está en Conocoto. Informes  en los teléfonos 281 1263 y 09 635 9392.
Asociados Perros y Gatos.   Encontrará  una clínica veterinaria , un ‘pet shop’  y una peluquería. París 10 22 y Tomás de Berlanga. Atención las 24 horas. Teléfonos: 224  8395 y 09 973 5687. 
Hostería Canina Dobermann.  Tiene capacidad para cuatro  perros de raza grande y 12 de raza pequeña. La dirección: Pedro Dorado 445 y Diego de Sandoval, en  la Villa Flora. Más detalles en el teléfono 266 5978.
Mascotas Pet Center.  También encontrará un comisariato  de accesorios ,  alimentos y venta de mascotas .   La dirección: avenida Occidental Lote 17 y Manuel Valdivieso. Teléfonos:  225  9195, 245 1901  y 227 8050.

Además, cada vez que va pasa por las manos de la peluquera, Miriam Daza, quien es a la vez propietaria de Castle Dog. Luego se le aplica talco antipulgas y, finalmente, es perfumada.

Cari no es el único cliente del hotel, otro es Axel, un husky siberiano de 6 meses. Llega cada 15 días y  visita a su novia Luna, un ejemplar de la misma raza.
 
Al igual que Castle Dog, en Quito se han abierto más hoteles cinco estrellas para canes y felinos. El primero que se creó fue Lord Guau, a inicios del 2000. Luego apareció Pets Plaza.

¿Por qué abrieron sus puertas? La veterinaria Verónica Pardo, de Pets Plaza, explica que  descubrió que en el mercado había la   necesidad de sitios en los cuales se pudiera dejar a las mascotas  cuando sus propietarios se ausentan.*

¿Y cuáles son las ventajas? Llevar las mascotas a  hoteles abre  la posibilidad de que estas interactúen con sus pares. Otra:  les ayuda a conservar su instinto animal. 

Del 100% de los animales que se hospedan en Pets Plaza,  el 98% regresa a su casa más relajado y menos agresivo, comenta Pardo.

¿Y los costos?  Van de USD 8 la noche  para mascotas de razas pequeñas y de 10 para los de raza grande. Para los gatos USD 5, pero no incluyen  la alimentación ni la caja de arena para los felinos.

Un veterinario durante  las 24 horas 

Antes de ingresar al hotel,  el animal es sometido a una revisión general.

En hoteles como el  Pets Plaza,   el veterinario chequea a  las mascotas y les toma la presión en las mañanas y en las tardes.

En caso de    emergencia, el veterinario del  hotel pudiera  necesitar   la ayuda  del veterinario que atiende al animal. Se debe dejar los datos de este último.  

Si la mascota toma   medicamentos, el veterinario se encarga de suministrarlos en horas y cantidades  indicadas. 

Las mascotas que  estén convalecientes  también pueden ser hospedadas. Hay el servicio de vacunación.

El veterinario también  controla el tipo y la cantidad de comida. El animal es alimentado según sus  necesidades.

Los baños una vez al mes    son recomendados

Los baños se deben  administrar a las mascotas de forma  regular. Es aconsejable, por lo menos,  una vez al mes.    

E l agua que se utiliza  en los hoteles  es tibia o  caliente, según el clima. No se usa  agua fría para evitar resfriados. 

Los productos que  se usan son champú y acondicionador para perros o gatos. Estos ayudan  a cuidar el  pelaje de los animales. 

El secado se efectúa  con máquinas y toallas  absorbentes.  Luego  les colocan talco antipulgas y colonia. 

El paso final es el  cepillado con herramientas  para desenredar la lana y, a la vez,  peinarla.

El costo  de este servicio va desde los   USD 8 hasta los 30,  según el tamaño del animal. A partir del quinto día de hospedaje,  el baño es gratis.


La disciplina se inculca  en tres   idiomas

Todos los hoteles ofertan  el servicio de adiestramiento básico y profesional para canes tanto cachorros como  adultos. 

Son  13 órdenes básicas  que  se les enseñan. Van  desde defensa, guardianía ,  obediencia y comportamiento.  

El  adiestramiento   lo  aprenden en tres idiomas: francés,  inglés y alemán y en códigos cortos como ‘sit’ ( sentarse).

El tiempo de  entrenamiento dura entre  cinco semanas  y  seis meses. Su valor oscila entre USD 25 y 1  500, según el tiempo.


En el paseo interactúan y consiguen pareja

A diferencia de la casa,  en un hotel la mascota tiene  dos paseos al día, de  un mínimo de 40 minutos de duración. 

Aparte de un  canil  privado (habitación), tiene un espacio  verde para corretear y jugar. Siempre estará acompañado. 

Los juegos y mimos  son  el valor agregado. Cada animal es tratado de forma individualizada  y por su nombre.

Los paseos   les permiten interactuar y conocer  a otras mascotas y humanos. Incluso es posible que halle  pareja.

La convivencia  con otros  animales es saludable porque así  conservan el  instinto animal, que pierden en la casa. 

Estar  en  un lugar despejado también    les  ayuda a desestresarse y relajarse. De esa forma no padecen de estrés.

El adiestramiento  es ejecutado por personal profesional. Está prohibido la utilización de  la fuerza o violencia.

El entrenamiento  permite a las mascotas convivir mejor con su dueño. Aprenderá a ser disciplinado.


Tome en cuenta

Deje una lista  del equipaje de su mascota para no olvidar nada en el hotel. 

Llene el registro  de su mascota con toda la información que se le pide: teléfonos,  veterinario, alergias, el  tipo de comidas y los  horarios de alimentación. 

Antes de elegir  un hotel, asegúrese que tenga un veterinario de planta  y que el personal que se ocupa del cuidado sea profesional.  

Al enviar su mascota  al hotel, debe también mandar platos,   juguetes,  cama o la cobija de esta,   que tenga el olor del amo. Así no se sentirá desplazado. 

Recuerde que  debe reservar un cupo de hospedaje por lo menos con una semana de anticipación. En feriados, con al menos dos.

Revise las  instalaciones, la infraestructura y el estado de higiene. Un canil o habitación lo debe  ocupar una sola mascota. 

El tamaño del  canil debe estar de acuerdo con el   de la  mascota. Además, debe brindar comodidad y seguridad.

No olvide dejar  el teléfono de una persona responsable  a quien  se pueda  llamar en caso de una  emergencia.

El pago del hotel  es por noche.  Después de las 10:00  corre una nueva tarifa. Es aconsejable retirarlo  una hora antes.

Asegúrese que  su mascota lleve su collar con nombres y datos bien claros. Durante el hospedaje le ayudará a ser identificado.  

Averigüe las  promociones, los   paquetes y servicios adicionales que ofertan los hoteles para canes y gatos. 

Cuando retire  a su mascota,  asegúrese que no haya sido contagiado con   pulgas o garrapatas. Si lo está, exija que sea tratado.

Cuando pida el  servicio de peluquería, solicite que a su mascota no lo anestesien  ni le hagan dormir. Esta práctica  puede causarle un paro cardíaco.

No olvide  informar a los empleados o encargados del hotel si su perro duerme a oscuras o con la luz encendida. Esto ayudará a que descanse mejor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)