9 de November de 2009 00:00

‘Más satisfactorio es ser DT que mánager’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Nación de Buenos Aires, GDA

¿Es más desgastante este puesto de mánager que estar como DT en el banco de suplentes?

Síiiii, sí totalmente. Y es otro placer aparte, el tema de convivir con un grupo, ponerse metas, inculcar las ideas que tiene uno y ver si el grupo es inteligente y las adopta. Porque es ahí donde se terminan logrando cosas. Ser DT es mucho más satisfactorio, mucho más agradable que ser mánager. Ser mánager tiene otras cosas y todavía no le encontré ningún gustito lindo, dulce. Lo hago profesionalmente,  con todo el corazón, con todas las cosas que yo le pongo siempre a todo lo que emprendo, pero bue.... Ya van seis meses y puede ser que llegue al año, como puede ser que llegue a los dos años o a los tres.

¿Cómo toma las críticas hacia usted o su función?

Son naturales. Cuando debuté en Vélez Sarsfield, a los 18 años, contra Boca, ¿sabe  la cantidad de insultos que recibí? Los de Boca todavía no me conocían, pero los de Vélez sí. Uno se adapta enseguida a los insultos y a las críticas. Aparte... Hace poco escuché de casualidad a un periodista, me parece que fue Víctor Hugo Morales (ndlr: uruguayo que vive en Buenos Aires). Porque yo escucho FM Colonia del Sacramento,  porque pasan música agradable, tranquila y... vieja, para un viejo . Quise poner en CD y me equivoqué y en AM estaba Víctor Hugo. Fue hace un mes y medio y dijo: ‘Lo desgraciado de esta profesión es que hay periodistas que le compran la opinión. Con todo lo que significa eso. Por eso las críticas hay que analizarlas bien de quién vienen y darle la importancia que se merecen, como también cuando a uno lo elogian demasiado’.

¿Usted piensa eso, que hay periodistas que le compran la opinión?

Hoja de vida
Carlos Bianchi
Nació  en la ciudad de Buenos Aires, el 26 de abril de 1949 y se crió en una familia de clase media.
Debutó  como jugador en la primera con Vélez Sarsfield, el club de sus amores. Jugó en Europa.
Desde su  etapa como DT  en Vélez, se lo conoce con el sobrenombre ‘Virrey’. Con Boca ganó nueve  títulos.

Nooo, yo no creo eso.

¿Alguna vez pensó en irse?

Uyyy, sí, varias veces pensé en renunciar. Varias veces.

¿Cuáles fueron los motivos?

¡Los motivos fueron tantos...! Yo tengo un cuadrito al que miro siempre en mi oficina. Son 30 personas vestidas de negro y adelante de todos hay otro vestido de negro también, pero con manchas blancas. ¿Sabe lo que dice ese cuadro abajo? Manchado de honestidad. Que cada uno saque sus conclusiones.

¿Y por qué se quedó?

Porque asumí un compromiso con el presidente Ameal y con Boca.

¿Por qué remarca tanto el tema de la honestidad?

Porque me cuestionan por eso.

¿Porque es honesto?

Sí.

En esta nueva función y en el día a día, ¿se  hace difícil negociar con jugadores que antes fueron sus dirigidos o en donde usted estuvo acostumbrado a otras cosas? 



Hay mucha gente que piensa que no hago nada como mánager, pero uno tiene que hacer desde negociar préstamos de jugadores
hasta ver los hospedajes. Asumí que con ninguno de los cinco jugadores que yo había tenido en mi campaña (a ellos hay que agregarle Abbondanzieri, Battaglia y Riquelme) iba a charlar con ellos de cuestiones de dinero. Nosotros nos dimos tanto, tanto, tanto recíprocamente; entonces yo no puedo discutirle a ellos un peso más, un peso menos de su salario, en la renovación de un contrato.

Ahí los dirigentes son los dueños de la pelota.

¿Cómo  debe ser la de un mánager y cómo es la suya?  Viene Basile, le pide un jugador y,  ¿usted lo va a buscar o hay un consenso?

Hoy el mánager debe buscar jugadores, asumir áreas administrativas, futbolistas... Es una especie de un administrador y canalizador de ideas, proyectos…. En el caso de Boca, con Basile fuimos a buscar jugadores que hacían falta y eso lo charlamos; primero vemos qué función nos hace falta y después evaluamos. Nosotros fuimos a buscar tres futbolistas en puestos que nos faltaban: un volante por derecha, otro por izquierda y un lateral. Son cuestiones que se consensúan tranquilamente.

¿Cómo se logran armonizar dos filosofías tan distintas con un DT, teniendo en cuenta que son diferentes en la forma de pensar?

Es una cuestión de inteligencia, de adaptarse.  Puede ser que seamos diferentes en la vida, en mi experiencia con Alfio Basile en Boca; puede ser que el mánager y el DT sean diferentes  en la forma de trabajar, pero no sé si hay tantas diferencias y además las situaciones se tienen que charlar.

En su momento hubo dirigentes que quizá pidieron que el DT tenga más comunicación con usted. ¿Tiene más diálogo con Basile del que tenía con Carlos Ischia, el anterior técnico?

Con Basile tengo el mismo diálogo que tenía con Carlos (Ischia). Trato de apelar al sentido común.

Como DT ganó nueve campeonatos en Boca. ¿Cuáles son las satisfacciones que se puede dar como mánager?

Todavía no lo sé,  porque no salimos campeones desde que estoy como mánager. Y las contrataciones son procesos largos, que no se hacen de la noche a la mañana.

Habló de un cierto sector del periodismo, pero ¿no piensa que puede haber gente dentro de Boca que no desea su bienestar?

Sí, lo dije y lo pienso. Sé que hay dirigentes que quieren que me vaya mal. Pero yo ya lo dije en  Tandil,  cuando llegué: yo vengo a servirle a Boca, no a servirme de Boca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)