13 de abril de 2018 00:00

Marzo fue un mes rentable para hoteles pequeños en Quito

La llegada de turistas extranjeros es menor durante los primeros días de abril, a diferencia de la Semana Mayor. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

La llegada de turistas extranjeros es menor durante los primeros días de abril, a diferencia de la Semana Mayor. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 8
Daniel Romero
Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Marzo fue un buen mes para los hoteles y hostales del Centro Histórico de Quito. Durante los siete días previos y en la Semana Santa, Lenin Campaña, dueño de dos hoteles en el sector de La Alameda, mantuvo ocupadas todas sus habitaciones. Mientras tanto, la historia no fue la misma para los hoteles de lujo.

“La tendencia de ocupación por Semana Santa creció un poco este año. La mayoría de personas llegó desde otras provincias, para participar en las procesiones y actos religiosos”, indicó Campaña.

Un total de 36 lugares de alojamiento conforman la Asociación de Hoteles y Hostales del Centro Histórico. Ana Pérez, su presidenta, dijo que durante marzo se evidenció más ocupación en sus negocios, respecto de febrero último.

“En la semana del 19 al 25 de marzo se ve un incremento en el ingreso de turistas, debido a que anticipan su llegada para visitar la ciudad por Semana Santa, es decir desde el Domingo de Ramos, que este año fue el 25 de marzo”. Así explica Quito Turismo este fenómeno de ocupación hotelera.

Sandra Cisneros, presidenta de la Asociación de Hoteles Medianos y Pequeños de Quito, explica que en un mes normal -por ejemplo enero- la tasa de ocupación de habitaciones está alrededor del 20%.

“En marzo hubo 40% de ocupación en los hoteles y hostales del Centro Histórico, lo cual es bueno. Para nosotros, alcanzar del 40% al 60% es considerado bueno”, dijo Pérez.

Los turistas extranjeros fueron parte de los clientes que llegaron a sus establecimientos de alojamiento. Pérez dijo que, del total de su ocupación, al menos la mitad fue de turistas que no residen en el país.

Además, un público que mantuvo ese nivel de uso de sus habitaciones, según Pérez, fue el de personas que vinieron de otras provincias.

Durante el 2017, el Municipio anunció que el turismo religioso sería una de sus apuestas para atraer visitantes del exterior a la capital. La Semana Mayor, como el evento religioso más importante en Quito, fue promocionado en el extranjero.

La Feria Fitur de Madrid, ITB de Berlín, la nueva página web de promoción turística y las redes sociales fueron los espacios que, según Verónica Sevilla, directora de Quito Turismo, se utilizaron para atraer a los turistas extranjeros.

Para el Municipio, esas acciones dieron resultados. Los datos que confirman ese comportamiento son los de Migración. Durante marzo se registraron 58 154 llegadas a Ecuador de personas no residentes. En la Semana Santa, entre el 26 de marzo y el 1 de abril, se dieron 13 353 arribos de personas extranjeras a la capital.

Sevilla dijo que ese número de arribos internacionales representa un 6% de crecimiento respecto de las que se dieron en la Semana Santa del 2017.
Sin embargo, para los hoteleros cuyos establecimientos se categorizan como de lujo y de cinco estrellas, esas cifras no se tradujeron en ocupación de sus habitaciones.

Para Norman Bock, presidente de la Asociación de Hoteles Quito Metropolitano, durante marzo del 2018 bajó el porcentaje de uso de sus instalaciones de lujo en comparación con igual mes del 2017.

En donde se evidenció un alza este año, respecto de marzo (2017), fue en los hoteles de 4 estrellas.

Bock señaló que las cifras sobre llegadas a Quito deben ser mejor analizadas. “No sabemos cuántas de las personas que arribaron son efectivamente turistas. Hay un flujo importante de llegadas desde Venezuela, por ejemplo”, dijo.

Para Diego Vivero, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha (Captur), el hecho de que la ocupación en este tipo de hoteles no haya crecido responde a que su uso está más relacionado con el ámbito empresarial o lo que se denomina el turismo de reuniones y convenciones.

En esto coincide Cisneros, de los hoteles medianos y pequeños de Quito. “Nuestros hoteles tienen más ocupación de gente de empresas y los eventos a los que suelen llegar no se producen durante los feriados”, explicó. Además, señala otro punto: “No se conoce, por ejemplo, el número de personas que se hospedan con herramientas como Airbnb, en casas o departamentos”.

Sin embargo, los datos de Migración con los que cuenta el Municipio muestran que del total de personas que llegaron a Quito desde el exterior, un 28,02% fue desde Estados Unidos, un 5,76% desde Colombia, 4,14% desde Canadá y un 3,18% desde España.

Un dato interesante es que hubo un 19,10% de ecuatorianos no residentes en el país, que llegó a la ciudad durante la Semana Santa.

Para la Captur, el turismo no solo mueve al sector de alojamiento. El Centro Histórico -comentó Vivero- es el punto en donde se concentra la mayor cantidad de actividades y lugares religiosos. “Sí se pudo ver una gran cantidad de gente visitando el Centro”, comentó el representante del gremio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)