19 de julio de 2015 13:30

Marco Rubio rompería relaciones con Cuba si es presidente de EE.UU.

El candidato exige a Cuba que permita partidos políticos independientes, libertad de prensa y libertad de expresión. Foto: Scott Olson/ AFP

El candidato exige a Cuba que permita partidos políticos independientes, libertad de prensa y libertad de expresión. Foto: Scott Olson/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Agencia DPA

El candidato republicano Marco Rubio aseguró este 19 de julio que rompería relaciones con Cuba en caso de que llegue a ser presidente de Estados Unidos.

"Acabaría con las relaciones diplomáticas con una tiranía comunista antiestadounidense", dijo Rubio en la cadena CNN al ser preguntado sobre si cerraría la embajada de la isla en Washington, que se reabre este 20 de julio como parte del proceso de restablecimiento de relaciones entre ambos países, rotas desde 1954.

Rubio, de padres cubanos y uno de los favoritos para ser el candidato republicano a las elecciones presidenciales de 2016, hizo de su oposición al deshielo con la isla uno de sus principales argumentos de campaña.

"Se tendrían que cumplir una serie de condiciones antes de que con mi administración hubiera relaciones normales con Cuba", dijo el senador por Florida. El candidato exige a Cuba que permita partidos políticos independientes, libertad de prensa y libertad de expresión. "También requeriría acabar con las instalaciones de inteligencia dentro de Cuba que los rusos y los chinos usan en la isla para espiar instalaciones estadounidenses en el sureste de Estados Unidos".

Otro candidato republicano, Jeb Bush, también aseguró que una embajada de Estados Unidos en La Habana "probablemente" no permanecería abierta por mucho tiempo si es elegido presidente en 2016.

A partir de la medianoche del lunes 20 de julio ambos países reanudan formalmente con la reapertura de embajadas unas relaciones que se rompieron el 3 de enero de 1961, dos años después del triunfo en la isla de la revolución que lideró Fidel Castro.

El acto simbólico de es un paso más en el acercamiento anunciado por Raúl Castro y Barack Obama el 17 de diciembre de 2014.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)