12 de noviembre de 2015 00:00

En un año se realizaron seis jornadas de protesta

En Guayaquil hubo incidentes entre el los manifestantes y efectivos de la Policía Nacional. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

En Guayaquil hubo incidentes entre el los manifestantes y efectivos de la Policía Nacional. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 27
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 121
Redacción Ecuador

Nuevamente, el país vivió movilizaciones en contra y a favor del Régimen. Es la sexta jornada de marchas y plantones desde noviembre del año pasado, cuando se realizaron concentraciones para conmemorar el 15 de noviembre de 1922, día emblemático del sindicalismo ecuatoriano. Las otras se realizaron en marzo, mayo, junio, agosto de este año a las que se suma la de ayer.

Miembros de organizaciones sindicales, indígenas, jóvenes, jubilados y profesionales llegaron hasta las afueras de la Caja del Seguro (centro norte de Quito) para marchar en contra de políticas del Gobierno. En una sola línea, directivos sindicales e indígenas, como Pablo Serrano, Frente Unitario de Trabajadores (FUT); Jorge Herrera, Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie); Nelson Erazo, Frente Popular, entre otros, se tomaron de los brazos y marcharon hasta la Plaza de Santo Domingo.

Allí anunciaron que el sábado, en Guayaquil, se preparará el paro nacional para diciembre. Archivo de enmiendas, respeto a los derechos de los trabajadores y la liberación de detenidos en las protestas fueron algunas de las exigencias. Y, en alrededor de seis cuadras de extensión que tuvo esta marcha, se volvió a escuchar la consigna de agosto pasado: “Fuera Correa fuera”.

Otro era el ambiente en la Plaza de la Independencia, en donde se concentró el oficialismo. Al pie de la Catedral, se colocó la tarima por donde pasaron músicos nacionales. Allí se reunieron colectivos de trabajadores, jubilados, jóvenes, transportistas.

También estuvo el canciller Ricardo Patiño. Llegó acompañado de habitantes del céntrico barrio Toctiuco. Y para él, el tratamiento de las enmiendas continuará en el Legislativo. También llegó la secretaria subrogante de Gestión de la Política, Paola Pabón.

A cuadras de distancia, uno de los primeros en llegar a la cita de la oposición fue el dirigente de los trabajadores municipales, José Chusín, quien señaló que se sumaron a la protesta para “luchar por los derechos de los trabajadores”. Uno de los asistentes repartía ejemplares con el titular: “Llévenselo todo”, aludiendo al no pago a la Oxy.

Natasha Rojas, directora del Movimiento Unidad Popular, repetía que se debe poner un alto al despido de trabajadores de instituciones públicas y privadas. Según ella, sobre las 2000 personas han sido separadas de sus puestos laborales en las últimas semanas.

En la marcha, se volvieron a observar imágenes que se han convertido ya en símbolos de las protestas contra el Gobierno: una cruz negra con el logo del IESS, un ataúd y un monigote con forma de rata. Un grupo de ciudadanos de la Asamblea de la Plaza de la Independencia colgaron una bandera con el encabezado: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Debajo de este, estaban las fotos de personajes como Ramiro González, Raúl Vallejo, Jorge Morun, Alexis Mera, Doris Soliz, entre otras.

En Guayaquil, la concentración del oficialismo superó a la de la oposición. A las 17:00 de ayer, ambos frentes se reunieron en sus habituales puntos de encuentro. Las organizaciones sociales que exigían el archivo definitivo del paquete de enmiendas, partieron desde el Parque Centenario en dirección a la Caja del Seguro Social. El oficialismo se concentró en las inmediaciones de la Gobernación del Guayas.

En el trayecto de la oposición hubo un enfrentamiento entre un grupo de manifestantes y agentes de la Policía. Los primeros intentaron atravesar el cordón de seguridad en la intersección de las calles Olmedo y Malecón. La mayoría del bloque de manifestantes, miembros de la Unión Nacional de Educadores (UNE), y del Frente Popular denunciaron abusos de la fuerza policial. Incluso una persona fue puesta a órdenes de las autoridades.

Eduardo Ortega, presidente de la Federación Democrática de Trabajadores del Guayas, dijo que la manifestación era un preparativo de lo que será la asamblea de organizaciones sociales que se realizará el próximo sábado en el Puerto Principal, con el fin de analizar si es necesario convocar a un segundo paro nacional contra la propuesta de reformar la Carta Magna sin una consulta popular previa.

En las calles Aguirre y Malecón, se realizó el denominado “Festival por la Democracia”. Como en cinco ocasiones anteriores donde la directiva provincial de Alianza País convoca a sus simpatizantes en ese punto, en el de ayer, tres grupos artísticos amenizaron el acto.

La segunda vicepresidenta de la Asamblea, y directora provincial de Alianza País, Marcela Aguiñaga, restó importancia a la oposición que marchaba a pocos metros del lugar. Agregó que la concentración significaba el respaldo a la democracia. “Nosotros ganamos en las urnas y hoy ese respaldo está ratificado”, dijo.

En Cuenca, la concentración fue en el céntrico parque de San Blas y de allí partieron hasta los bajos de la Gobernación. Los accesos a las instituciones públicas ubicadas en el trayecto de la marcha como la Prefectura de Azuay, Fiscalía, Municipio, Gobernación… fueron resguardadas con uniformados de la Policía y la Guardia Municipal Ciudadana.

En Santo Domingo la marcha congregó a unos 300 trabajadores, que pertenecen a los gremios de obreros, profesores y jubilados. Las demandas fueron locales: que se revierta el pasaje de USD 0,25 a 0,30.y la creación de una universidad.

Marchas   

Ayer la oposición pidió que se archiven las enmiendas. Simpatizantes de AP apoyó al Régimen

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (14)