2 de julio de 2015 22:20

La marcha terminó en trifulca entre policías y manifestantes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 439
Triste 23
Indiferente 9
Sorprendido 8
Contento 103
Sara Ortiz
Erika Guarachi
Diego Puente

En la Plaza Chica, en el Centro de Quito, a pocos metros de Carondelet, se produjeron confrontaciones violentas en horas de la noche de este 2 de julio del 2015. Miembros de la Policía y manifestantes contrarios al Régimen se enfrentaron luego de las marchas de la oposición, que se movilizaron desde el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social  y el Parque del Arbolito hacia el Centro de Quito, con el apoyo de sindicalistas, organizaciones sociales, médicos. Los contrarios al presidente Rafael Correa quisieron entrar a la Plaza Grande en donde se concentraban simpatizantes de Alianza País.

Aproximadamente a las 19:30, la gente logró vulnerar un primer cerco policial que estaba en las calles Guayaquil y Espejo. Los manifestantes ingresaron por la Plaza Chica, que estaba rodeada por un cerramiento publicitario que anunciaba la remodelación de este sitio.

Los uniformados tuvieron que replegarse y se unieron a la segunda fila de uniformados que se encontraba unos 20 metros al interior del pasaje Espejo. La gente usó piedras, palos y fierros para atacar a los gendarmes.

Por su parte, la Policía usó gas pimienta para alejar el tumulto. Varias personas de asfixiaron, otras cayeron y fueron pisoteadas por los otros manifestantes.

Los contrarios al Régimen cargaron la valla publicitaria que estaba en el piso y arremetieron contra el cerco policial. Otros seguían lanzando fierros y piedras.

Hacia las 20:15, un grupo de policías detuvo a dos opositores, un hombre y una mujer, que fueron sacados a la fuerza de la marcha de la oposición.

Los dos intentaron resistirse al arresto, pero entre cinco y siete uniformados los rodearon hasta alejarlos de los manifestantes que están en contra del Gobierno.

Mientras esto ocurría, decenas de policías antimotines enfrentaban al grupo de personas que intentaba ingresar por la fuerza hasta Plaza Grande por la calle Espejo. En este lugar, los antimotines lograron dividir a los manifestantes en tres frentes, dos grupos quedaron en la calle Guayaquil y uno se concentró en la Espejo.

Un grupo de manifestantes intentó nuevamente romper los escudos de los policías con los palos de sus banderas y también con una valla que rodeaba los trabajos de rehabilitación de la Plaza Chica. Los policías resistieron unos minutos. De pronto, los agentes arremetieron contra la muchedumbre.

Avanzaron en un solo bloque, dieron golpes a la gente, camarógrafos y periodistas hasta hacerlos retroceder unos 50 metros. Hubo personas que cayeron contra el suelo de piedra. Cuando los uniformados recuperaron la plazoleta, ingresó el equipo camino y la caballería. Hubo dos personas, una joven y un hombre de unos 60 años, que tuvieron que ser sacados de la marcha. Dijeron que les faltaba el aire.

Un grupo de militantes de Alianza País se plantaron en la calle Espejo. La Policía desplegó decenas de agentes para evitar que se enfrentaran a los de la oposición lo único que los separaba fueron tres cordones de seguridad.

Mientras que en la calle Espejo, un fuerte olor a gas pimienta hizo que más personas retrocedieran.

Los manifestantes comenzaron a retirarse desde las 21:36. Las calles lucían con poca presencia de gente, pero alborotadas como efecto de la trifulca, con escombros, piedras.

A las 21:37, el personal policial con caballos y perros amaestrados comenzaron a retirarse de la calle Guayaquil en una infinidad de buses tras restablecerse el orden. Pocos se quedaron en el lugar por alguna eventualidad.

La circulación vehicular y el servicio de trolebús se restablecieron en la calle Guayaquil a las 21:53.

Cuando dieron las 22:00, en la calle Guayaquil y Esmeraldas, a unos pasos de la parada del trole Plaza del Teatro, unos pocos opositores y oficialistas cruzaron insultos y consignas. Fue un día más de enfrentamientos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (53)
No (11)