5 de March de 2010 00:00

5 males se agravan por contaminación en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sociedad

Atrofia  en el crecimiento fetal, aumento del riesgo de neumonía en   niños, pérdida de memoria y mutaciones que   causan cáncer  de seno y de pulmón. Estos son   los principales problemas de salud que  causan  en  los residentes de  Quito      las altas   emisiones de residuos de hidrocarburos.

Estos son los hallazgos de  médicos ecuatorianos y extranjeros, a través de la investigación Impacto de Contaminantes del Aire de Quito en la Salud: Recientes estudios científicos. Los resultados  fueron presentados por el médico   Fernando Sempértegui Ontaneda, la noche del miércoles.  El estudio, realizado en la capital entre 2004 y 2007, se  enfocó en cuatro grandes temas.



Los expertos
En la investigación  participaron Fernando Sempértegui,  Bertha Estrella, Josefina Egas, Ximena Narváez, María Augusta Álvarez, Jeffrey K. Griffith, Elena Naumova, como grupo base.
Ellos son investigadores  de la Universidades  Central,  de la Pontificia Universidad  Católica del Ecuador  y   de la Corporación Ecuatoriana de Biotecnología.
 Galo Abril  Ojeda,  experto en energía,  insistió que   no solo hay que    asumir medidas paliativas sino verdaderas políticas públicas. Durante su intervención,  enfatizó que “hoy estos problemas de salud    implican un    mayor gasto en  atender  a estos pacientes en detrimento a   invertir  en   otras necesidades básicas”.Uno de ellos se refiere a las incidencias de  la carboxihemoglobina (COHb,   mezcla  de  hemoglobina y   monóxido de carbono) en el crecimiento del feto durante el embarazo. “El CO   inhalado por la madre  pasa al feto.  Al unirse  con la hemoglobina  afecta al abastecimiento de  oxígeno  e interfiere en  el paso de nutrientes”.   

Se hizo   un seguimiento a  101 madres y sus recién nacidos, en la Maternidad Isidro Ayora.  La conclusión fue que el 11% de las madres   presentó concentraciones mayores al 2,5% de COHb, considerado  como porcentaje límite tolerable. Los niños  cuyas  madres tuvieron  índices mayores,  pesaron casi  300 gramos menos  frente a  aquellos cuyas madres  tenían porcentajes bajos de COHb.

Además, presentaron  tallas  y perímetros de la cabeza menores.
   
Otro campo  de estudio se relacionó con los riesgos de inflamación crónica y  mayor  susceptibilidad a las infecciones respiratorias agudas en los niños.  Esto, causado por las altas cargas  de partículas pequeñas (miden  alrededor de 2,5 micras) en el aire ambiental, que incrementan  el riesgo de neumonía en los niños.     
    
Se tomó como base de estudio a   821 niños,  de entre 18 y 42 meses de edad,  de   los barrios Lucha de los Pobres   y Jaime Roldós. En el primero  se registraron  25 microgramos de  partículas por m³/día y 18 m³/día en el segundo barrio. El límite  máximo  establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 10 m³/día. 

 Y la conclusión fue que los  niños de la Lucha de los Pobres    resultaron con  mayor  desnutrición (menos peso y talla) y anémicos, además de  tener  menos oxígeno en su sangre.
 
También se consideraron   las emisiones vehiculares de hidrocarburos poliaromáticos (PAH, sobre todo   el diésel) en Quito. Los médicos aseguran  que debe considerarse un riesgo serio de cáncer de pulmón y seno en Quito. Al respecto, esta ciudad presenta  40 veces más de PAH   con relación a los 5nanogramos por metro cúbico establecido por la OMS.  En  su exposición, Sempértegui  advirtió como un indicador el  aumento de   224 casos de cáncer de pulmón en 1986 a 424 en 2005, y de 524 a 1 141 de seno, registrados por Solca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)