23 de March de 2015 21:07

Málaga, la vuelta al mundo en ocho museos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Málaga

La ciudad andaluza de Málaga puede presumir a partir de esta semana de que, en una superficie de escasos kilómetros cuadrados, ofrece obras de arte que hasta ahora había que visitar en París o San Petersburgo, y que se suman al patrimonio que ya tenía de su hijo más universal, Pablo Picasso.

El nuevo Centro Pompidou, en un muelle del puerto de esta ciudad costera del sur de España, y la sede del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo, en una antigua fábrica de tabacos, completarán un octaedro museístico junto a la Casa Natal de Picasso, el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), el Museo Picasso y el Museo Carmen Thyssen, a los que se unirá a finales de este año el Museo de Bellas Artes y Arqueológico.

Todos ellos ofrecen una completa vuelta al mundo a través de ocho museos.

El punto de partida se sitúa en 1988, cuando se creó la Fundación Picasso, con sede en la Casa Natal del artista, después de que el Ayuntamiento comprara el edificio hasta entonces ocupado por una pollería en su planta baja y por inquilinos en las viviendas de las plantas superiores.

Antes de que llegara la crisis económica, la Fundación Picasso engrosó su colección con importantes fondos al adquirir el Ayuntamiento en febrero de 2004 la colección Jan Lohn, compuesta por 223 litografías del artista malagueño, y en mayo de 2006 un cuaderno preparatorio de 'Las señoritas de Aviñón' con 84 dibujos originales.

Quince años después, el antiguo mercado de mayoristas, un edificio racionalista construido en 1939 junto al río Guadalmedina, fue restaurado y en febrero de 2003 abrió sus puertas convertido en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC Málaga).

Desde entonces, por sus salas han pasado exposiciones, muchas de ellas inéditas en España, de artistas internacionales como Julian Opie, Anish Kapoor, los hermanos Chapman, Lawrence Weiner, Paul McCarthy, Tracy Amin, Yoshitomo Nara, Tony Cragg, Raymond Pettibon, Marcel Dzama, Louise Bourgeois, Thomas Hirschhorn, Alex Katz, Gerhard Richter, Juan Uslé, Miquel Barceló y Marina Abramovic.

Unos meses después, en octubre de 2003, se cumplió el deseo largamente acariciado por Picasso de tener un museo con su obra en su ciudad, desde que en 1954 encargara a su primogénito, Paul, y a la pareja de éste, Christine, que viajaran a Málaga para intentarlo, aunque no fuera posible entonces por razones políticas.

El Palacio de Buenavista, un inmueble del siglo XVI con elementos renacentistas y mudéjares, alberga una colección permanente de 276 obras de Picasso donadas por su nuera Christine y el hijo de ésta, Bernard, que ha recibido más de 3,5 millones de visitas en sus diez primeros años de vida.

A continuación llegaría la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza, que pese a no tener una vinculación estrecha con la ciudad, llegó a un acuerdo para crear un museo con su nombre en Málaga, que atesora 230 obras de pintura española y andaluza en el Palacio de Villalón, otro edificio del siglo XVI en pleno corazón del casco histórico, que abrió sus puertas el 24 de marzo del 2011.

Ahora llega el Centro Pompidou, en lo que será la primera sede de la institución parisina fuera de Francia y que mostrará una colección permanente de más de ochenta obras de autores como Picasso, Francis Bacon, Frida Kahlo, René Magritte y Alberto Giacometti.

También esta semana se inaugurará la sede del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo, gracias a un convenio suscrito en mayo de 2014 en la ciudad rusa con una duración de diez años prorrogable por otros diez.

Kandinsky, Chagall, Malevitch y Tatlin son algunos de los artistas presentes en la primera exposición anual programada, mientras que las primeras muestras temporales serán "Arte ruso de la época de Diaghilev", prevista hasta septiembre, y otra dedicada al artista de vanguardia Pável Filonov.

Para terminar la vuelta al mundo en ocho museos, un Museo que son dos: el de Bellas Artes y Arqueológico, cuya reapertura está prevista a finales de año en su nueva sede.

En su sección de Bellas Artes tiene una colección de unas 2 000 obras, que incluyen grabados de Picasso, y la sección Arqueológica, que dispone de más de 15 000 piezas, algunas importantes de las épocas fenicia y árabe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)