1 de junio de 2016 21:24

Macri limita el control civil del ejército en Argentina

Mauricio Macri (c) durante la conmemoración del Día del Ejército, el pasado 30 de mayo del 2016, en la provincia de Buenos Aires. El Mandatario devolvió a los militares la autonomía para resolver designaciones y ascensos, que les fue suspendida después de

Mauricio Macri (c) durante la conmemoración del Día del Ejército, el pasado 30 de mayo del 2016, en la provincia de Buenos Aires. El Mandatario devolvió a los militares la autonomía para resolver designaciones y ascensos, que les fue suspendida después de la dictadura. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia AFP

El presidente argentino Mauricio Macri derogó por decreto una disposición de 1984 que le restaba autonomía a las fuerzas armadas, tomada tras la dictadura (1976/83) por el exmandatario Raúl Alfonsín y que se mantenía vigente.

El decreto fue publicado este miércoles en el Boletín Oficial.

El texto sostiene que “resulta necesario establecer procedimientos ágiles que permitan atender las cuestiones relacionadas con la gestión del personal de las Fuerzas Armadas”.

Macri firmó el decreto el 30 de mayo, día en que participó de los festejos por los 206 años de la creación del Ejército argentino y anunció una mejora salarial para los uniformados.

Ante los militares, el presidente llamó a “dejar atrás enfrentamientos y divisiones” entre los argentinos, lo que los organismos humanitarios rechazan al considerar que esconde la intención de poner fin a los juicios por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura.

Desde la reanudación de los juicios en 2006, más de dos millares de personas, la mayoría militares y policías, han sido imputados y están siendo juzgados en centenares de procesos en todo el país por crímenes en la dictadura que dejó 30 000 desaparecidos, según organismos humanitarios.

El decreto de Macri devuelve a los militares la autonomía para resolver designaciones, ascensos, traslados y premios, mientras que el Ministerio de Defensa, conducción civil de las fuerzas armadas, tendrá a su cargo nombramientos y retiros del personal militar superior.

El decreto de Alfonsín (1983/89), vigente hasta ahora, establecía que el presidente de la Nación era el único comandante en jefe de las mismas, es decir el control civil.

Además cualquier decisión del ejército sobre designaciones, retiros, destinos y bajas debía pasar por la órbita del Presidente y del Ministerio de Defensa.

Ese decreto fue firmado en el inicio del gobierno de Alfonsín para limitar el poder de los militares, al restaurarse la democracia tras la sangrienta dictadura.

Desde 1930, Argentina sufrió golpes de Estados sucesivos que interrumpieron casi todos los gobiernos democráticos hasta 1983.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)