1 de agosto de 2017 18:34

Lula califica nuevo proceso como otra etapa de la farsa judicial en su contra

Esta es la quinta vez en que Lula pasa a la condición de reo en un proceso judicial en Brasil por los desvíos en Petrobras. Foto: EFE

Esta es la quinta vez en que Lula pasa a la condición de reo en un proceso judicial en Brasil por los desvíos en Petrobras. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó el martes 1 de agosto del 2017 que la decisión de la Justicia de aceptar a trámite una nueva denuncia penal por corrupción y lavado de dinero en su contra es parte de la trama judicial con la que se le quiere impedir que dispute las elecciones presidenciales de 2018.

"Se trata de otra etapa de la farsa judicial movida por la Lava Jato (como es conocida la investigación por el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras) contra el expresidente", afirmó la asesoría de prensa de Lula en una nota publicada en la cuenta en Facebook del exjefe de Estado.

Lula respondió así a la decisión de este martes del juez decimotercero federal de Curitiba, Sergio Moro -responsable por el caso Lava Jato-, de aceptar a trámite la denuncia en la se acusa al exmandatario de haber recibido ventajas indebidas de dos empresas que se adjudicaron ilegalmente contratos de Petrobras.

Según la denuncia, a cambio del favorecimiento en contratos con Petrobras, las constructoras Odebrecht y OAS costearon millonarias reformas en una casa de campo cuya propiedad es atribuida a Lula en Atibaia, ciudad en el interior del estado de Sao Paulo.

Esta es la quinta vez en que Lula pasa a la condición de reo en un proceso judicial en Brasil por los desvíos en Petrobras. El expresidente ya fue condenado el mes pasado en primera instancia a nueve años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero en un sexto proceso por el escándalo.

"En decisiones anteriores, la Lava Jato ya reconoció que no hay pruebas para vincular a Lula a los desvíos en Petrobras, pero insiste en perseguirlo para condenarlo sin pruebas, sin crimen y fuera de la ley", según la nota publicada por el exmandatario.

El exjefe de Estado alegó que todos sus bienes, que están incluidos en sus declaraciones de impuesto de renta, ya fueron bloqueados por el juez que lo condenó en junio pasado y que en esa lista no figura ninguna casa de campo en Atibaia.

La nota agrega que dicha propiedad "nunca fue de Lula".
El líder socialista, que niega todos los cargos, ha alegado en diferentes oportunidades que es "víctima de una persecución judicial y política" de los fiscales y jueces responsables por la Lava Jato cuya única intención es impedirle postular su candidatura a las elecciones presidenciales de 2018 para optar nuevamente por el cargo que ejerció entre 2003 y 2010.

Tras haber sido condenado en primera instancia en uno de los seis procesos, sus aspiraciones a disputar la presidencia en las próximas elecciones presidenciales dependen ahora del fallo del tribunal de segunda instancia, pues, si la sentencia de Moro llega a ser ratificada, las leyes electorales le impedirían postular para cualquier cargo público.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)