17 de septiembre de 2015 19:06

Luis Almagro lanza duras críticas a Venezuela en una inusual carta a Elías Jaua

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, criticó al gobierno de Velezuela. Foto: EFE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, criticó al gobierno de Velezuela. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 14
Agencia EFE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, lanzó hoy (17 de septiembre) duras críticas al Gobierno de Venezuela en una inusual carta abierta para defenderse de las acusaciones que hizo contra él en otra misiva el excanciller venezolano Elías Jaua el pasado 9 de septiembre.

"Ninguna revolución, Elías, puede dejar a la gente con menos derechos de los que tenía, más pobre en valores y en principios, más desiguales en las instancias de la justicia y la representación, más discriminada dependiendo de dónde está su pensamiento o su norte político. Toda revolución significa más derechos para más gente, para más personas", comienza la carta que Almagro publicó hoy en Twitter.

En la misiva, Almagro defiende sus reuniones con la oposición venezolana, su visita a Colombia para conocer de primera mano la situación de crisis en la frontera con Venezuela, y su ofrecimiento de enviar una misión de observación electoral de la OEA para los comicios de diciembre próximo en el país caribeño.

"La democracia es el gobierno de las mayorías, pero también lo es garantizar los derechos de las minorías. No hay democracia sin garantías para las minorías. Y en ese sentido, he repetido en varias ocasiones que mi deber es recibir a gobiernos y a oposición, y así lo he hecho, con varios países", señala Almagro.

"Y sí, con el opositor Henrique Capriles (Venezuela) o Manuel Zelaya (Honduras), pero también oposición de Jamaica, Belice o Guatemala, por nombrar dos opositores pertenecientes a familias ideológicas diferentes", añade.

La misiva, de seis páginas, responde a las duras acusaciones que vertió Jaua contra él en un carta abierta el pasado 9 de septiembre, en la que le llamaba "procónsul" de Estados Unidos y le acusaba de estar "erigiéndose en juez de nuestra revolución" cargo para el que, decía, "no tiene estatura ni política, ni moral".

"El trabajo con, por y para los más débiles, sea mi razón de trabajo. Como lo hice en cada uno de los casos a los que te referís en tu carta, porque lo que es para vos motivo de ataque es para mí motivo de orgullo. Es de todas formas un elogio a mí como hombre de acción y de pensamiento", replica Almagro en su misiva.

"Y ya lo hemos discutido. Con cada acción que he llevado adelante he procurado garantizar los derechos de todos, eso no me hace menos bolivariano ni menos de izquierda. Al contrario", añade.

Almagro ha querido dejar claro con su misiva, sus declaraciones más duras desde que llegó a la secretaría general de la OEA el 26 de mayo, que ni su bagaje progresista, ni las buenas relaciones que labró con Venezuela en su época de canciller de Uruguay (2010-2015) le impedirán pronunciarse si observa injusticias y violación de derechos.

"Todos los que están agobiados por la injusticia deben ser nuestros protegidos. Y no habrá ninguna razón para que nos callemos ante eso, cuando falten garantías del debido proceso, cuando haya denegación de justicia o cuando existan condiciones infamantes", avisa Almagro en su carta.

El secretario general de la OEA también defiende que su reciente visita a la ciudad colombiana fronteriza de Cúcuta "no se trató de apoyar" a Colombia sino "de ver de cerca la realidad de compatriotas latinoamericanos, que atraviesan una situación penosa".

"No comparto la expresión crisis humanitaria que se ha acuñado por diferentes actores a nivel internacional, pero sí es una situación penosa que están atravesando unos miles de personas y cientos de niños que requieren en forma urgente la reunificación familiar", señala Almagro.

"Y quien se cree de izquierda y no es sensible a esta penosa realidad humanitaria no merece llamarse de izquierda, ni tiene autoridad moral para criticarme", añade.

Almagro, que recorre una por una todas las acciones de su mandato que han molestado a Venezuela, defiende en su carta asimismo que ha ofrecido una misión de la OEA para las elecciones de diciembre porque "la oposición está pidiendo una garantía más para el día de la elección", y esa es la participación del organismo.

"Yo sé que Venezuela tiene uno de los procesos electorales de mejor calidad, pero entiendo que nuestra presencia puede ayudar a que las minorías políticas de hoy en Venezuela lo comprendan asimismo", afirma Almagro.

Para concluir su carta, un pronunciamiento totalmente insólito en un medio año de mandato marcado por su preferencia por los hechos a las palabras, Almagro defiende sus fundamentos políticos ante los cuestionamientos de Jaua.

"Cuando quieras discutimos de izquierda, derechos humanos, socialismo, liberación nacional, imperialismo. Porque estoy tranquilo de haber defendido fuertemente los principios que hacen a valores esenciales de mi vida política", concluye el secretario una misiva en la que cita en varias ocasiones a su mentor político, el expresidente uruguayo José Mujica

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)