5 de febrero de 2016 06:36

Londres no reconoce el dictamen de expertos de la ONU sobre Assange

El Gobierno británico rechazó el dictamen difundido por un panel de la ONU, que considera que la detención de Assange es "arbitraria". Foto: EFE/Facundo Arrizabalaga

El Gobierno británico rechazó el dictamen difundido por un panel de la ONU, que considera que la detención de Assange es "arbitraria". Foto: EFE/Facundo Arrizabalaga

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 76
Agencia EFE

El Reino Unido considera que la opinión del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias sobre el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, "no cambia nada", afirmó hoy, 5 de febrero de 2016, el Ministerio británico de Exteriores.

El grupo de trabajo de la ONU consideró que la detención de Assange, que está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, es "arbitraria" y que esa decisión es "jurídicamente vinculante".

Sin embargo, el Foreign Office puntualizó que rechaza "completamente" la opinión del grupo sobre el caso y recordó que ya había adelantado a la ONU que no la asumiría.

La Policía Metropolitana de Londres indicó que hará "el esfuerzo" que sea necesario por arrestar a Assange si sale de la embajada.

"Esto no cambia nada. Rechazamos completamente cualquier afirmación de que Julian Assange es víctima de una detención arbitraria. El Reino Unido ya había dejado claro a la ONU que no asumiría la opinión del grupo de trabajo", afirmó hoy un portavoz del Ministerio de Exteriores.

La fuente agregó que el fundador de WikiLeaks "nunca fue detenido de manera arbitraria en el Reino Unido. La opinión del Grupo de Trabajo de la ONU ignora los hechos y las protecciones bien reconocidas del sistema legal británico".

Assange se refugió en la embajada de Ecuador para evitar que las autoridades británicas le extraditasen a Suecia, país que solicitó su entrega en relación con unos supuestos delitos de agresión sexual, que el periodista niega.

El ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, calificó de "ridícula" la opinión del grupo de la ONU e insistió en que Assange es un "fugitivo de la Justicia". 

"Yo rechazo la decisión de este grupo de trabajo. Es un grupo formado por personas legas y no abogados. Julian Assange es un fugitivo de la Justicia. Se esconde de la Justicia en la embajada de Ecuador. Puede salir cuando quiera, pero tendrá que afrontar la Justicia en Suecia", agregó.

El portavoz del Foreign Office agregó que aún está en vigor una orden europea de arresto, por lo que el Reino Unido -dijo- tiene la "obligación legal de extraditarle a Suecia".

"Nos sentimos profundamente frustrados de que se permita continuar con esta situación inaceptable. Ecuador debe abordar (esto) de buena fe con Suecia para que esto llegue a su fin", subrayó el portavoz de Exteriores, y agregó que continúa tratando este asunto con las autoridades de Quito.

El Grupo de Trabajo de la ONU también solicita a las autoridades británicas una compensación para Assange.

El periodista tiene previsto hablar con la prensa, aunque se espera que lo haga a través de videoconferencia desde la embajada.

En un mensaje en Twitter, Assange dijo ayer que si la ONU fallaba en su contra y anunciaba que perdía el caso contra el Reino Unido y Suecia, abandonaría la legación de Ecuador y se entregaría a la Policía al no haber perspectivas de una nueva apelación.

Pero si concluía que los Estados implicados actuaron de "manera ilegal", entonces esperaba la devolución de su pasaporte y que no intenten detenerle.

Assange pidió asilo a Quito tras haber agotado todas las vías legales en el Reino Unido, a fin de evitar su entrega a Suecia, pues teme que ese país lo enviaría a EE.UU., donde hay abierto un caso de espionaje en su contra por los miles de cables con información sensible del Gobierno estadounidense que filtró WikiLeaks.

ONU critica lentitud de investigación sueca contra Assange y su detención

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU criticó hoy, 5 de febrero de 2016, la lentitud de la investigación de la Fiscalía de Suecia contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y recordó que cinco años después de haberla iniciada sigue en "fase preliminar" y no se han formulado cargos concretos en su contra.

"Hubo graves acusaciones contra Assange, de conducta dolosa y violación y por eso hubo una investigación preliminar... pero una investigación normal debió llevar a recolectar evidencia y formular cargos", lo que no ha ocurrido desde 2010, explicó a los periodistas el jefe de sección en la Oficina de la ONU para Derechos Humanos Christophe Peschoux.

"No hay progreso. Assange no ha sido formalmente acusado, pero como resultado de una investigación preliminar se emitió una orden de arresto internacional y el Reino Unido ha actuado en función de esto", agregó.

El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias emitió hoy una opinión legal a favor de la libertad del periodista y enfatizó que ésta debe ser cumplida por el Reino Unido y Suecia porque es "jurídicamente vinculante".

Assange está asilado desde mediados de 2012 en la Embajada de Ecuador en Londres con el fin de evitar su extradición a Suecia, que lo reclama por presuntos delitos sexuales.

Sobre su caso, los expertos también pidieron que se "respete su integridad física y libertad de movimiento" y que se reconozca su derecho a una compensación por los daños sufridos.

Peschoux aclaró que el Grupo de Trabajo no declaró "ilegal" la detención, sino "arbitraria", pues una detención puede tener bases legales, pero desarrollarse de manera arbitraría.

"El panel ha tenido todos los elementos en cuenta y ha decidido que quizás la detención fue legal, pero fue arbitraria", insistió tras explicar que la opinión fue sometida a voto entre los cinco miembros del Grupo de Trabajo, de los cuales uno se abstuvo de participar en ella y uno votó en contra.

De otra parte, Peschoux señaló que esta opinión puede ser apelada ante el propio Grupo de Trabajo en un plazo de dos meses y que "si se aporta información que pone en cuestión los fundamentos de la decisión, entonces el grupo puede revisarla".

Las opiniones del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias son consideradas como referentes entre las instituciones jurídicas internacionales y regionales, incluida la Corte Europea de Derechos Humanos.

En su opinión legal, el Grupo de Trabajo considera que "las variadas formas de privación de libertad que ha sufrido Julian Assange constituyen una forma de detención arbitraria".
Enumera su detención inicial en la prisión Wandsworth de Londres, seguida de su arresto domiciliario y de su confinamiento en la Embajada ecuatoriana.

De forma concreta, el Grupo de Trabajo de la ONU establece que en el caso Assange se han violado los artículos 9 y 10 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y los artículos 7, 9, 10 y 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

El Grupo de Trabajo está compuesto por cinco juristas de gran reputación que sirven a título individual y trabajan independientemente de cualquier gobierno u organización.
Se trata de personalidades del mundo del derecho que no forman parte del personal de la ONU ni reciben un salario por este trabajo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)