13 de abril del 2016 00:00

USD 705 907 se ha gastado para bachear calles en este año

La calle Caracol, en la Argelia Alta, tiene múltiples baches que se han agrandado por la acción de las últimas lluvias. Foto: Alejandro Rivadeneira / EL COMERCIO

La calle Caracol, en la Argelia Alta, tiene múltiples baches que se han agrandado por la acción de las últimas lluvias. Foto: Alejandro Rivadeneira / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Érika Guarachi
Redactora (I)
eguarachi@elcomercio.com

La intensidad y la duración de las precipitaciones registradas las últimas semanas generaron múltiples inconvenientes. Estos ponen a prueba la rápida acción de las entidades municipales y de emergencia.

Uno de los problemas frecuentes fue la acumulación de agua. La lluvia anegó varias calles del norte y sur de la ciudad, así como pasos a desnivel.

El de las avs. América y Universitaria, en el norte, fue cerrado y habilitado varias veces la semana anterior. Esto se produjo por acumulación de desperdicios en las alcantarillas.

Los sumideros se limpian entre una y cuatro veces al año. Hasta el mes pasado la empresa de Agua Potable ha limpiado
12 347 alcantarillas de las 117 000 instaladas en todo el Distrito, es decir un 10,5%.

Esta actividad preventiva le implica un gasto de alrededor de un millón de dólares al año a esta empresa municipal.

La frecuencia de esta tarea depende de la ubicación del sumidero. Se realiza una vez al año a las alcantarillas que estén en zonas consideradas menos vulnerables y cuatro veces al año las que estén ubicadas en zonas bajas, pasos deprimidos y los cercanos de mercados e instituciones educativas.

Para esta labor la empresa cuenta con maquinaria propia como hidrosuccionadores, grúas, volquetas, excavadora y retroexcavadoras.

Estas tareas se incluyen en el Plan Lluvias. Así como el mantenimiento y reparación de redes y colectores, estructuras de captación de quebradas y la ampliación y construcción de nuevos colectores.

Otra afectación que viene con las aguas es el desgaste del asfalto de las vías, en especial durante este mes, en el que se reportan los más altos niveles de precipitación del año.

La tarea del bacheado de las 11 000 vías de Quito está a cargo de la Empresa de Obras Públicas (Epmmop), que recibe las solicitudes de las administraciones zonales y de las personas en general durante todo el año. En esta época las solicitudes aumentan por el mayor desgaste de la capa asfáltica.

El Municipio, desde el 2015, cuenta con 34 brigadas de mantenimiento y mejoramiento vial para dar servicio todos los días del año, lo cual es el doble de brigadas que operaban durante el 2014.

En el 2015 se intervinieron un total de 6 798 vías, a un costo de USD 2 453 940. Este año ya se han gastado USD 705 907 en remozar 1 850 vías.

En marzo se bachearon 709 vías, 183 más que en ese mismo mes del 2015, lo cual habla del fuerte temporal de ahora. En los primeros ocho días de abril ya han sido atendidas 224 vías, lo que indica que se superarán las 452 atendidas en año anterior por la Epmmop.

Un último inconveniente que se registró fueron los deslizamientos de tierra. La Panamericana Norte, la Manuel Córdova Galarza y la Simón Bolívar fueron las vías en las que se reportaron estos incidentes en los últimos días. En total, la Epmmop atendió 65 deslizamientos en marzo y abril. Hubo en todo el año 641 emergencias atendidas.

Los malestares producto de las lluvias podrían continuar durante todo este mes, según la estimación del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

La cantidad de lluvia que ha caído en la ciudad es alta. En menos de 15 días se superó el 50% histórico de todo abril. Incluso, en el caso de Iñaquito, sobrepasó el histórico en un 109%. Hasta mañana se prevén lluvias por la tarde con tormentas eléctricas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)