5 de abril de 2015 14:18

La lluvia del sábado ingresó a las viviendas en Guayaquil

Las lluvias causan estragos en Guayaquil; la tormenta comenzó a las 21:30 y duro hasta la madrugada. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Las lluvias causan estragos en Guayaquil; la tormenta comenzó a las 21:30 y duro hasta la madrugada. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Evelyn Tapia

Los muebles, zapatos y enseres de la vivienda de Alberto Galarza se secaban en la vereda de su vivienda, en la manzana 10 de la décimo tercera etapa de ciudadela la Alborada, en el norte de Guayaquil.


“El agua se metió a toda la casa, se mojó absolutamente todo. Salí a misa, cuando regresé ya no pude ni entrar, tuvimos que irnos a dormir a un hotel”, contaba Galarza la mañana de este domingo 5 de abril del 2015, mientras sacaba con una escoba el agua de su casa.

La torrencial lluvia que comenzó cerca de las 20:00 del sábado 4 de abril del 2015 en Guayaquil, en la Costa de Ecuador, inundó las viviendas de este y otros sectores de la urbe, como Sauces 6, Sauces 8, Martha de Roldós y Nueva Kennedy.

En la Alborada, Milton Navarrete tuvo que pasar toda la madrugada sacando el agua del patio de su casa, así como su vecino Edison Piñaloza. Pasadas las 21:00, el agua subió al nivel de las rodillas y recién pasada la medianoche, comenzó a bajar, aseguraron los dos.

“Cada invierno en este sector nos inundamos. Primero porque la calle principal está como en pendiente y además porque la gente bota basura y se tapan las alcantarillas”, aseveró Piñaloza.

Otro sector anegado por las lluvias fue la Nueva Kennedy. En la calle E, varios tramos inundados impedían que los transeúntes transiten por las aceras.

Víctor Hugo Baldeón, que reside en este sector, contó que desde las 21:00, el agua comenzó a ingresar a su vivienda. Al igual que con cada lluvia fuerte de invierno, tuvo que levantar los electrodomésticos y otros enseres para evitar que se mojaran y dañaran. En esa zona, hace dos años se realizaron trabajos para mejorar el sistema de evacuación de aguas lluvias, contó Baldeón.

“Estuvieron seis meses trabajando, invirtieron cientos de dólares en esto y nos seguimos inundando. El problema es que dejaron incompleto el trabajo”.

Además de las viviendas anegadas, en las avenidas principales del norte como la Isidro Ayora, la Francisco de Orellana y Guillermo Pareja, las cámaras de vigilancia del Sistema de Seguridad ECU 911 también registraron vehículos con problemas para circular por el nivel del agua que creció a medida que la noche avanzaba, hasta pasadas las 24:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)