13 de December de 2009 00:00

La literatura tiene letras frescas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Jóvenes
jovenes@elcomercio.com

Si lo tuyo son las letras, lo más seguro es que sueñes en  publicar tu libro. Algunos chicos ya dieron ese paso y su primera obra está circulando en los  estantes de librerías y   bibliotecas.
 
El primer paso es querer publicar lo que escribes. Esa decisión no fue difícil para Santiago Montoya, el autor de ‘La Sinfonía del bosque’.  Su libro recopila una serie de cuentos de fantasía que empezó a escribir desde que tenía 15 años.

“Un día le mostré mis cuentos  a mi tío Alberto Ordóñez (escritor ecuatoriano) porque de él sí me pesaba su crítica y me dijo que estaban bien”.
 
Otra de sus motivaciones fue el  temor de que sus cuentos se perdieran  y o sean plagiados.  Acudió a una editorial, leyeron su obra y lo demás ya fue cuestión de buscar un diseño de portada.  

“Todavía no  puedo asimilar que  escribí un libro”. Para él, ser escritor es estar a un paso de la inmortalidad. “La gente  hablará de ti si fuiste bueno. Esto no es lo mejor que he escrito en la vida, sé que puedo hacer más cosas”.

En su caso, la editorial se encargó de la diagramación, la portada, el lanzamiento... Pero hay otros chicos que se organizan en grupos para publicar. Paúl Miño y Andrea Samaniego, por ejemplo, son parte del grupo La Kbzuhela, que surgió de los talleres literarios de la Casa de la Cultura.
 
Entre los integrantes del grupo lograron publicar lo que para muchos era su primer libro. Paúl   hizo  ‘Cuentos involuntarios’, que son relatos  urbanos, “reflexiones para burlarse un poco del pensamiento académico”.

Una de las formalidades al publicar un libro es escoger una foto y escribir una biografía. Paúl usó una imagen “tipo hi5”, que le tomó un familiar. “Fue la menos mala que tenía en mi archivo”.
 
Al tener el primer ejemplar en su mano, dice que se sintió bien. “Pero con el tiempo me he dado cuenta de que  había  cosas que no debía publicar y he encontrado muchos errores. A  pesar de eso es el trabajo de uno”.
 
Andrea Samaniego hizo ‘Pravda’, un libro de poesía con un “tinte experimental, que une lenguajes cinematográficos de la poesía y la narrativa”. 

La joven dice que fue una motivación estar en La Kbzuhela, porque los integrantes se apoyaron en la corrección de los textos. De esta manera ahorraron el costo de la edición. Cuando le entregaron los libros, dice que el diseño y los colores del libro no eran los que eligieron. Por ahora espera su segundo libro que está listo para imprimirse.
    
Ella más bien obsequia su publicación, pero en el caso de Mauricio Becerra, sus libros están en las perchas de librerías como Mr. Books. Él   escribió ‘Team’, una historia de espionaje protagonizada por jóvenes.
 
Mauricio le mostró su novela a su tío abuelo, el escritor ecuatoriano Jorge Becerra  y él le dijo que era publicable. Por eso, este chico agilitó las cosas y encontró el apoyo de sus padres para publicarlo.
 
Imprimió 1 000 libros y  los está vendiendo. “Cuando trajeron las cajas de los libros  sentí como si fuera mi  primer hijo, porque nació de mi imaginación,   lo trabajé  mucho y es mío...”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)