29 de mayo de 2015 16:51

Tras salida de lista negra, cubanos en Miami esperan apertura de La Habana

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (c), habla con el rector de la Ermita de la Caridad del Cobre (d), Juan Rumín Domínguez, junto a la intérprete Cristina Brito (i) este, jueves 28 de mayo de 2015, durante su visita a la Ermita, que es un símbo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama visita a la Ermita, que es un símbolo religioso para el exilio cubano en Miami. Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La salida de la lista negra de países promotores del terrorismo beneficiará a Cuba y debería empujar a su gobierno a abrirse democráticamente, estimaron cubanos en Miami, el enclave en Estados Unidos de la diáspora de la isla que recibió la noticia sin sobresaltos.

“Va a traer beneficios importantes para Cuba. Y en todos los aspectos. Va a traer beneficios económicos, pero también se va a conocer realmente lo que es la democracia”, dijo a la AFP el cubano Ariocha Fernández Menas en La Pequeña Habana, el tradicional barrio cubano en Miami, Florida (sureste de EEUU).

Ferández Menas, quien llegó de Cuba a Estados Unidos hace dos años, caminaba por las calles del barrio, que este viernes continuó su vida tranquilamente, con las tiendas llenas de turistas, el tradicional Parque del Dominó repleto de hombres jugando y los bares sirviendo cortaditos o mojitos.

“Creo que es una jugada muy inteligente del gobierno norteamericano y estoy a favor, estoy a favor, pero también estoy de acuerdo con lo que dice mi hermano, que Cuba tiene que empezar a ser menos terrorista con su propio pueblo”, dijo Jorge González, cubano de 57 años, quien caminaba junto a su hermano Reinaldo.

Pero no todo el mundo recibió con agrado el anuncio este viernes del gobierno del presidente Barack Obama del retiro de Cuba de la lista del Departamento de Estado sobre países que promueven el terrorismo, uno de los últimos obstáculos para que los países restablezcan las relaciones bilaterales.

“¿Por qué no estoy de acuerdo? Porque llevamos 50 y pico de años en la cosa esta y entonces el presidente este (Obama) dale y dale y dale y todo se lo da y ellos no dan nada”, dijo Carlos Picazo, de 70 años.

Miami, que ha recibido a cientos de miles de inmigrantes cubanos desde la revolución cubana de 1959, ha acompañado con tranquilidad el proceso de acercamiento entre Washington y La Habana anunciado en diciembre, tras décadas de enemistad, con apenas alguna esporádica y pequeña protesta en contra.

Encuestas muestran que la comunidad cubana-estadounidense favorece mayores contactos entre los antiguos rivales, mientras la diáspora se ha transformado: han disminuido las primeras generaciones de exiliados, de posturas más duras, mientras aumentan los llegados recientemente de Cuba, proclives a un mayor contacto bilateral.

Pero los anticastristas del exilio cubano en Miami, que han mantenido un rechazo al acercamiento, criticaron la salida de Cuba de la lista negra.

“Es ilógica e injusta, es ridículo decir que el régimen castrista no es un régimen terrorista, cuando es el que dirige la represión contra el pueblo venezolano, cuando aterroriza a su propio pueblo y sigue albergando a terroristas prófugos de la justicia”, dijo a la AFP Orlando Gutiérrez Boronat, del Directorio Democrático Cubano.

Gutiérrez Boronat anunció protestas en días venideros, empezando con una caravana el sábado 6 de junio por Miami.

Otras organizaciones del exilio recibieron más positivamente el anuncio.

“Esto supone un compromiso del régimen de Cuba, que ha estado vinculado a grupos terroristas, a desvincularse de todos los grupos terroristas y comenzar una era que se trabaje abiertamente por la paz”, estimó Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia.

En un gesto a la comunidad cubano-estadounidense que aún ve con desconfianza el acercamiento, el presidente Obama hizo el jueves durante una visita a Miami una parada no anunciada en la Ermita de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, un simbólico lugar frecuentado por los exiliados de la isla de régimen comunista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)