27 de julio de 2015 15:32

En 14 meses, tres líderes de las FARC han sido detenidos en Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Bravo

La captura de altos jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano ha sido recurrente en los últimos 14 meses. En ese tiempo, tres jefes de esa agrupación subversiva han sido localizados y apresados.

En el último caso, Bartolomé Jamioy Yague fue detenido por soldados ecuatorianos en el recinto El Palmar, cantón Putumayo (Sucumbíos). El hecho se reportó el domingo pasado cuando personal de los comandos Operacional Nº 1 ‘Norte’ y de Inteligencia lo encontraron mientras realizaban controles militares.

“Presentó documentación presuntamente falsa, por lo cual durante la verificación se produjo la identificación del ciudadano y se realizaron los protocolos de seguridad”, informó el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Los militares ecuatorianos también comprobaron que el sospechoso era el segundo cabecilla del Frente 48 de las FARC.

Las Fuerzas Armadas indicaron, además, que Jamioy tiene en su contra una boleta de captura emitida por la Policía Internacional (Interpol) y que es solicitado por la justicia colombiana. Tras la detención, en coordinación con la Fiscalía y la Policía, se realizó el allanamiento de la vivienda del detenido. “Se encontró armas, municiones, documentación y mercadería presuntamente de contrabando”.

En otro caso, Diego Mejía que colaboraba con las FARC fue detenido en Lago Agrio (Sucumbíos) la semana pasada. Según la Policía Nacional, desde allí él pretendió abrir una red de lavado de activos y crimen organizado para el narcotráfico y la guerrilla.

En la Policía se indicó que Mejía tenía vínculos con los jefes de los frentes 32, 48 y 49 de las FARC. Su misión era dar seguridad en los alrededores de los laboratorios de procesamiento de droga en el vecino país y vigilar las rutas del tráfico de armas en Sucumbíos.

Las autoridades colombianas lo identifican como uno de los mayores proveedores de cocaína a escala internacional. “Mensualmente sacaba por la frontera con Ecuador entre una y dos toneladas (de droga), que eran esperadas por sus contactos. Ellos se encargaban de trasladarla a Centroamérica”.

En las investigaciones, Inteligencia ha establecido que integrantes de la guerrilla se han ocultado en Ecuador para tratar de dirigir sus organizaciones delictivas.

A finales del mayo del 2014, el Ejército ecuatoriano capturó a Jenrry Castillo, quien fue el jefe financiero del Frente 48. Los soldados del Grupo de Inteligencia Norte lo apresaron en Sucumbíos. En el momento de la detención, el sospechoso presentó un carné de refugiado que había caducado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)