5 de enero de 2017 12:59

Licor europeo bajó de precio hace un mes en Ecuador 

galo paguay / EL COMERCIO  Eddy Castillo, propietario de Edca Company, muestra productos europeos.

Eddy Castillo, propietario de Edca Company, muestra productos europeos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 61
Triste 4
Indiferente 9
Sorprendido 4
Contento 195
Carolina Enríquez

Desde fines de noviembre del 2016 importadores y comercializadores tuvieron que bajar los precios de los productos para salir del ‘stock’ que ingresó al país antes que entrara en vigencia el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE). Esto se realizó pese a los costos que implicó la estrategia.

El acuerdo con la UE prevé una desgravación total e inmediata para las bebidas alcohólicas provenientes del bloque. Desde el domingo 1 de enero del 2017 dejaron de pagar un arancel mixto de 1% más 0,25% de grado alcohólico.

Felipe Cordovez, presidente de la Asociación de Importadores de Licores y titular de la empresa Vinesa, explicó que los productos seguirán pagando el valor por salvaguardia (mientras esté vigente), el impuesto al valor agregado (IVA) y el impuesto a los consumos especiales (ICE).

Pese a estos pagos, el empresario indicó que se prevé una reducción del 50% en los precios al consumidor por el desmontaje arancelario. De hecho, la caída de costos de las botellas ya se empezó a sentir en el mercado incluso antes de que rija el acuerdo.

La razón es simple: los licores que entraron al país hasta el 2016 con un costo elevado no podrían competir con la mercadería barata que ingrese a partir de este mes.

“Cuando el importador trae producto más barato toda la cadena de comercialización tiene que hacerlo (bajar los precios). Ahora (la semana pasada) todos tenemos ‘stock’. Entonces, aunque estamos perdiendo plata, nos ha tocado bajar los precios desde antes para evacuar el inventario. Es un tema de estrategia financiera”, dijo Cordovez.

La importadora Vinesa ya ha bajado los precios paulatinamente y se espera que caigan más desde enero debido al acuerdo. La firma no dio cifras sobre la reducción.

Esta semana la empresa hará un inventario para saber cuántas botellas aún están en manos de sus distribuidores. Esto para determinar el volumen de licor que no podrá competir con la nueva mercadería que llegue de la UE.

Infografia licores importados

En negocios como la distribuidora Eco1 queda poco whisky costoso en bodega. Esta distribuidora ha hecho promociones y esos licores se vendieron con un descuento del 25%, informó Eddy Castillo, representante de esta firma y quien además es presidente de la Federación Nacional de Distribuidores y Expendedores de Bebidas Alcohólicas.

Johnnie Walker Rojo, por ejemplo, se comercializaba en condiciones normales a USD 60 y en diciembre bajó a 48. Con el acuerdo se espera que llegue a unos USD 25.

La botella de Ballantines, que costaba cerca de USD 45, pasó a 30. Y se espera que baje a unos 25 desde este mes.

Castillo cree que colocar el whisky Mcqueen, que existe en las bodegas de Eco1 y que tiene un precio más asequible, es difícil. Pese a que este producto se vende a USD 14,50, que es el precio de costo, aún tiene en stock 250 cajas.

En la distribuidora Edca Company, de propiedad de Eddy Castillo, ubicada en la zona del Quicentro, en Quito, también se hizo ajustes de precios similares a los de Eco1.

Castillo cree que los precios bajos permitirán una caída del contrabando y que lleguen productos que dejaron de traer como Chinchón y Baileys.

Aseguró que ahora existe un stock mínimo de otros licores europeos como vodka y vinos. Estos se venderán con las botellas nuevas que lleguen desde este mes de Europa, con precios menores.

La distribuidora Bola de Oro, en el sector de Santa Clara, en el norte de Quito, también bajó sus precios. Susana Ruiz, propietaria del sitio, señaló que los importadores les vendieron a menor precio desde fines de noviembre. “Nos bajaron entre un 25 y 30% y lo mismo se hizo con el público (…) Con estas promociones las ventas incrementaron un 25% en esta temporada frente a la del 2015”.

Una botella de Chivas costaba USD 89,90 hasta noviembre pasado. A finales de ese mes cayó a 65, manifestó Ruiz. Si se compraba otra botella de la misma marca bajaban USD 2 adicionales. En tanto, Ballantines pasó de USD 53 a 32.

La empresaria está a la espera de que lleguen los productos desde la UE para conocer los nuevos costos.

En octubre del 2016, la importación de licores desde la UE representó solo un 10% del total, según la Asociación.

Los ajustes arancelarios y tributarios que ha realizado el Gobierno desde 2012 afectaron las compras desde Europa, indicó Cordovez.

El importador espera que, gracias al acuerdo comercial el sector pueda recuperar las ventas que tenían hasta hace cuatro años y se amplíe la oferta de productos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (70)
No (9)