24 de diciembre de 2017 00:00

Lenín Moreno no tiene una fecha límite para enviar la terna y reemplazar a Glas

María Alejandra Vicuña y Lenín Moreno conversan en el salón amarillo de Carondelet. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

María Alejandra Vicuña y Lenín Moreno conversan en el salón amarillo de Carondelet. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 16
Redacción Política
(I)

El 2 de enero termina el periodo de ausencia temporal del vicepresidente Jorge Glas y se abre la puerta para poder elegir a su reemplazo definitivo.

A partir de esa fecha, el presidente Lenín Moreno podrá proponer a tres personas para ocupar ese cargo. Sin embargo, no existe un tiempo definido en la Constitución para que envíe esa terna a la Asamblea Nacional.

Por eso, la definición de los nombres no ha sido una prioridad en las últimas reuniones en Carondelet, según el secretario nacional de la Política, Miguel Carvajal.

Si se declara la ausencia definitiva del Vicepresidente, y todavía no existe un reemplazo definitivo, hay dos escenarios, según el abogado e integrante del Frente Anticorrupción creado por el actual Gobierno, Xavier Zavala Egas.

El primero es que la vicepresidenta encargada, María Alejandra Vicuña, continúe en funciones. El jurista señala que debido a un “principio de derecho público” un funcionario debe ejercer su cargo hasta que exista una notificación por escrito que le impida continuar.

El segundo escenario es que el presidente de la República, Lenín Moreno, emita un nuevo Decreto Ejecutivo en el que dé por terminadas las funciones de Vicuña y la reemplace por otro de sus ministros.

El Gobierno se tomará el tiempo necesario para elegir al sucesor permanente. Incluso, el anuncio podría darse en medio de la campaña por la consulta popular, que se hará entre el 3 de enero y el 1 de febrero del 2018.

Un Vicepresidente que tenga la aceptación de la ciudadanía podría fortalecer la imagen del Régimen y eventualmente lograr más respaldo a la consulta popular.

Sobre esto último, el secretario ejecutivo (e) de Alianza País, Ricardo Zambrano, aseguró que el Gobierno tiene el tiempo necesario para elegir “sin la presión de las fórmulas electorales”.

Además, según el Gobierno, hasta ahora la ciudadanía ha respondido positivamente a la consulta. Según el consejero político presidencial, Augusto Barrera, las preguntas menos respaldadas llegan al 67% de aprobación; mientras que las otras registran un apoyo del 85%, según sus sondeos.

Si bien aún no existe un perfil definido para seleccionar al nuevo Vicepresidente, Silvia Salgado, integrante del buró político ampliado del Gobierno y representante del Partido Socialista, considera que debería ser alguien que haya sido parte de la construcción de la Constitución de Montecristi.

Una de las reivindicaciones políticas de este Gobierno precisamente es recuperar el “espíritu” de Montecristi.
Salgado apunta dos nombres con esas características: Vicuña y la canciller María Fernanda Espinosa.

La Ministra de Relaciones Exteriores comentó que no tiene otro interés que continuar en la política internacional de Ecuador.
En cambio, Vicuña, señaló que la decisión de ratificarla en el cargo corresponde únicamente al Presidente.

A título personas considera que el sucesor de Glas debería mantener el principio de “equilibrio” de género, edad y región. Es decir, una mujer joven y de la Costa. También resaltó la necesidad de que sea de absoluta confianza de Mandatario, pues lo acompañará hasta el 2021. Y en la Constitución se establece que tiene la responsabilidad de reemplazar al Presidente, si se ausenta de forma permanente.

Desde el retorno a la democracia, en 1979, se han registrado cuatro casos en los que se ha reemplazado al Presidente con el Segundo Mandatario.

Ocurrió en el Régimen de Lucio Gutiérrez, Jamil Mahuad y Abdalá Bucaram, luego de que fueron derrocados (en el último de forma momentánea). Y también pasó con Jaime Roldós, luego de su fallecimiento en un accidente aéreo.

La actual situación que enfrenta el vicepresidente Jorge Glas es suigeneris. El antecedentes más cercano se dio en el Gobierno de Sixto Durán Ballén. Entonces, el Congreso inició un juicio político en contra de su compañero de fórmula Alberto Dahik, en 1995. Pero todo se dio cuando él ya había renunciado y viajado a Costa Rica. El proceso penal que también se entabló fue anulado en el 2012.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (17)