12 de abril de 2017 15:11

Lenín Moreno a la Conaie: 'es el momento de volver a darnos la mano'

Lenín Moreno se reunió este 12 de abril del 2017 con líderes indígenas y campesinos. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Lenín Moreno se reunió este 12 de abril del 2017 con líderes indígenas y campesinos. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 27
Ana María Carvajal
(I)

El oficialista Lenín Moreno se reunió con líderes indígenas y campesinos este miércoles 12 de abril del 2017, para conversar sobre los temas que les preocupan a estos sectores de la población.

Entre las organizaciones que participaron de la cita estuvo la Fenocin, que ha apoyado al actual Régimen y lo hizo también a la candidatura de Moreno. Su presidente, Santos Villamar, le pidió a Moreno recordar el apoyo durante la campaña y le dijo que este quedó evidenciado en la votación de primera y segunda vuelta. Basado en ese criterio solicitó participación política de las organizaciones sociales en el nuevo Gobierno.

Pero líderes indígenas como Humberto Cholango, quien fue candidato a asambleísta nacional por Pachakutik, y Elías Nantip, de la Federación Interprovincial de Centros Shuar (Fisch) transmitieron al virtual Presidente su preocupación por lo que se considera judicialización de la protesta social. Nantip pidió directamente que se libere a los miembros de la comunidad shuar que fueron detenidos tras enfrentamientos con la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas en el 2016.

Y Cholango resaltó que esta era una de las principales solicitudes del sector indígena “no podemos seguir siendo llamados a los tribunales, a las fiscalías” y dijo que esperaba que en la administración de Moreno se pueda resolver este problema que afecta a gente de varias nacionalidades indígenas.

El expresidente de la Conaie aclaró que no asistió como parte de la organización indígena, pero transmitió otras de sus preocupaciones como el modo en el que se está conduciendo la educación intercultural bilingüe y la gestión comunitaria del agua, por ejemplo.

Moreno respondió que le “dolió” sobremanera que “sectores hermanos queridos se hayan alejado”, luego de haber tenido una relación cercana cuando era Vicepresidente en el inicio del Gobierno de Rafael Correa. Por eso dijo que estará encantado de conversar con la Conaie.

Con respecto al tema de la judicialización de la protesta social, Moreno se comprometió a conversar sobre la situación, las circunstancias de la protesta y llegar a un acuerdo.

Según Moreno, es necesario amar la diversidad y conversar para llegar a acuerdos. Afirma que se debe erradicar el racismo y que este es uno de los desafíos pendientes y cosas que corregir a futuro. Entre los temas a cambiar mencionó la interculturalidad y pidió a los indígenas que den pautas en ese sentido, porque son los que conocen su realidad en el territorio.

Además, se comprometió a cumplir acuerdos contraídos en la campaña con esos sectores. Les ofreció que su proyecto Casa para todos está orientado en gran parte a indígenas, afros, montuvios y campesinos.

Entre otros líderes que asistieron estuvo Mariano Curicama, prefecto de Chimborazo, quien ofreció a Moreno el apoyo de su provincia para su Gobierno. También Felipe Tsenkush, el presidente de la Confeniae que reconoció el Gobierno, en medio de una pugna con Marlon Vargas, quien asegura tener el apoyo de las bases. Tsenkush pidió que en el nuevo Régimen haya una real inclusión para los sectores indígenas y, especialmente, para los pueblos amazónicos.

En representación del pueblo afro habló Pedro Chalá, quien subrayó que “el cambio de la matriz productiva no se logra sin nosotros”, porque son los campesinos quienes conocen cómo diversificar la producción de la tierra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (13)