1 de julio del 2016 00:00

Latacunga no se recupera de la crisis que vivió por el volcán Cotopaxi

Los locales comerciales del centro de Latacunga bajaron sus ventas en un 70%.La crisis se inició el 15 de agosto del 2015. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Los locales comerciales del centro de Latacunga bajaron sus ventas en un 70%.La crisis se inició el 15 de agosto del 2015. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 13
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Modesto Moreta
Coordinador 
mmoreta@elcomercio.com (I)

Los sectores productivo y turístico de Latacunga, en Cotopaxi, esperan que la situación económica mejore con la derogación de la alerta amarilla en las zonas de influencia del volcán Cotopaxi. El documento fue emitido, el 21 de junio pasado, por la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR).

Sus voceros detallan que la recuperación no será inmediata, y que tardaría entre tres y cinco años. Por ejemplo, los 25 000 locales comerciales y empresariales que funcionan en Latacunga no han logrado recuperarse de la crisis generada hace 10 meses, cuando se anunció un incremento en la actividad eruptiva del coloso.

Desde agosto del 2015, las ventas decayeron en un 70%, y a inicios de este año, disminuyeron en un 10% más, debido a una crisis económica general, según datos de la Cámara de Comercio de Latacunga. Los comerciantes lo reafirman.

Los propietarios de gasolineras, tiendas, negocios de computación, panaderías, hoteles y varios almacenes han tenido también menos clientes.

La reducción en ventas igualmente se presentó con las floricultoras, empresas de productos lácteos y otros negocios que sustentan la economía de la capital de Cotopaxi. Según la Cámara de Comercio, todas estas actividades generaban un 55% de mano de obra local, directa e indirecta.

“Actualmente hay un 20% de personas (en la ciudad) que está en la desocupación. Eso sucedió por la descontextualización de información del volcán Cotopaxi”, dijo Iván Delgado, presidente de la Cámara de Comercio y Presidente del Consorcio de Cámaras de la Producción de Cotopaxi.

A pesar de este escenario, hay expectativa por la derogación de la alerta amarilla. Los sectores productivo, turístico y comercial esperan que esto ayude en la recuperación. “Estimo que no será inmediata, puede tomar de tres a cinco años”. Una de las opciones, dice Delgado, es plantear al Gobierno un plan de recuperación
con la entrega de créditos a bajos intereses y a largo plazo.

Unos 150 de los 1 000 socios de la Cámara de Comercio se desafiliaron. Una parte cerró sus locales al no contar con los gastos de arriendo y sueldos de empleados. Otros trasladaron sus negocios a ciudades como Quito, Ambato, Riobamba...

En un día entre semana, la calle Amazonas -corazón comercial de Latacunga- luce casi desolada. Pocas personas ingresan a los almacenes, tiendas y restaurantes. En el Centro Comercial Popular El Salto, el ambiente es similar.

De los 403 comerciantes que tenían sus puestos de ropa, bisutería y artículos varios, 380 aún mantienen sus locales abiertos. Los demás cerraron al no poder cubrir los pagos de arrendamiento.

Eso preocupa a Rosa Morocho, vicepresidenta de este centro comercial. Asegura que la crisis afectó a casi todos los socios, debido a que no logran recuperarse desde agosto, por la alerta en el volcán Cotopaxi. Varios de ellos abandonaron los locales, especialmente los que funcionaban en el cuarto piso. “Las ventas bajaron más de lo imprevisto, eso impide que paguemos el arriendo. El 95% de los socios está en mora y firma convenios para cancelar las deudas”.

Los mercaderes solicitaron al Municipio de Latacunga que se condone el 50% de sus deudas. Sin embargo, el alcalde Patricio Sánchez dijo que eso no es posible, debido a que hay un acuerdo firmado para cancelar un crédito con el Banco del Estado hasta el 2018. “Tenemos que seguir cobrando, no podemos condonar parte de la deuda, caso contrario, no podríamos pagar”.

Los comerciantes esperan que con el levantamiento de la alerta amarilla en el volcán Cotopaxi las ventas mejoren.

Patricia Laica, comerciante, ya debe ocho meses de arriendo. Ella también vende ropa en el centro comercial y adeuda más de USD 800 por seis meses, cantidad que no ha logrado reunir por las bajas ventas. Por ello, tuvo que tramitar un acuerdo de cancelación antes de que le impongan un juicio de coactiva. Se lamenta porque no tiene otra fuente de ingresos para sustentar a su familia.

Otro sector que entró en crisis es el lácteo. En las 20 empresas grandes, medianas y pequeñas que operan en la parroquia Joseguango Bajo, en el norte de Latacunga, las ventas se redujeron 70%. La salida del ganado lechero también afectó al abastecimiento.

Eduardo Cobo, subgerente de la Industria Prodalecc, contó que hace dos años la situación del sector lechero ya era complicada. Esto empeoró con el cambio de alerta del volcán. La emergencia
le obligó a reducir su personal de 16 a 5. “No se puede competir con las grandes empresas”.

En contexto

El sector floricultor tuvo bajas en las ventas, de ­entre 10 y 20%. Ahora ­busca estrategias, por ejemplo, Equaflores y Highlan Colors se unieron para competir en el mer­cado y bajar costos. Este sector afirma que los pedidos desde Rusia bajaron, por lo que ahora buscan otros mercados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)