16 de November de 2009 00:00

Lapentti jugará el Abierto de Australia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

El tenista Nicolás Lapentti ganó, por segunda vez en su carrera, el Challenger de Guayaquil. La raqueta número uno del país venció la noche del sábado anterior en la final al colombiano Santiago Giraldo por 6-2, 2-6, 7-6(4).  

Los 80 puntos que le otorga este torneo al campeón ubican a ‘Nico’ nuevamente entre los 100 mejores del mundo y asegura su clasificación al cuadro principal del Abierto de Australia, el primer Grand Slam que se realizará en enero del próximo año.

El ecuatoriano revivió la emoción que sintió en 2007, cuando ganó por primera vez este Challenger. En esa ocasión venció al español Daniel Jimeno.

El tenista  inició el encuentro con una motivación especial: en el partido anterior, Emilio Gómez y Julio César Campozano habían ganado la final en dobles.

Antes de salir a la cancha, Lapentti se acercó hasta ellos, los abrazó y en ese momento “me sentí más convencido de que había alcanzado mi nivel de  juego durante la semana y que podía ganar el título”, dijo durante la premiación en el Guayaquil Tenis Club, sede del torneo.

Cerca de 1 500 aficionados llegaron hasta este escenario deportivo para  alentar al representante ecuatoriano, con banderas y pitos. La final se constituyó en una revancha para Nicolás ya que Giraldo eliminó, en segunda ronda, a su hermano Giovanni.

Así, Lapentti empezó el partido imponiendo su ritmo con remates contundentes, pero al mismo tiempo estilizados. A Giraldo le costó en los primeros minutos del partido descifrar la estrategia del ecuatoriano, quien tuvo también en su saque una de sus principales fortalezas en el juego.  

En el segundo parcial, Nicolás dejó que Giraldo recuperara su nivel. Sus remates ganadores más los dos quiebres de servicio que logró forzaron el tercer set.

Giraldo alcanzó una ventaja de 4 -1 en el set final gracias a su concentración y a que pudo mantener el ritmo que había alcanzado en el segundo set. Pero Lapentti logró igualar y forzó ‘tie break’ en el que hizo prevalecer su experiencia, alentado en todo momento por el público.  

Los gritos que salían desde las gradas provocaron varios llamados de atención de la juez de silla. Incluso Giraldo se le acercó cuando se disputaba el último punto del tercer set, para que pidiera al público que hiciera silencio porque el ruido lo desconcentraba. 

“Sentí que tuve el control del partido principalmente en el primer set. La verdad es que estoy extremadamente contento, ha sido una semana espectacular, cada día he sentido que he jugado un mejor tenis y he subido mi nivel”, dijo Lapentti luego del partido. El tenista declaró que su retiro de las canchas está lejos y que por lo menos jugará un año más.

Título para Ecuador en dobles

La dupla ecuatoriana, conformada por los tenistas Emilio Gómez y Julio César Campozano, se adjudicó el título de dobles del Challenger de Guayaquil.

Los guayaquileños vencieron en la final a la pareja integrada por Andreas Haider-Maurer, de Austria, y Lars Poerschke, de Alemania, por 6-7(2), 6-3, 10-8.

Campozano no pudo acceder al cuadro principal en individuales después de disputar la fase de clasificación. Gómez recibió una carta de invitación de los organizadores, pero quedó eliminado en primera ronda por el colombiano  Santiago Giraldo. 

Pese a no ser cabezas de serie, el partido tuvo jugadas de alto nivel. Gómez y Campozano hicieron uso de sus fuertes remates y de su reacción ‘felina’ a la hora se responder a los golpes de los rivales.

“No tengo palabras para describir este momento, es simplemente increíble haber ganado aquí  con tanta gente, en mi club y el de Julio (Campozano)”, dijo emocionado Gómez después del cotejo.

Campozano reveló que la clave para ganar el partido fue el apoyo de los más de 1 400 espectadores ya que “los europeos son duros, nos ayudó mucho la  cancha que es lenta, nosotros jugamos mucho en arcilla y la experiencia en esta superficie fue importante”.

El partido se definió con un desempate que en dobles se conoce como ‘match tie break’ al mejor de 10 puntos. Ahí, la dupla ecuatoriana hizo prevalecer su concentración y al final ganó 10-8.

Para Campozano, fue fundamental el hecho que “creímos en nosotros. Poco a poco nos fuimos sintiendo mejor porque al principio nos costó acoplarnos debido a que jugar en pareja no es fácil”.

Los dos ganaron 80 puntos para el ‘ranking’ y esta es la primera en sus carreras que ganan un Challenger de la ATP.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)