16 de julio de 2014 08:38

Justicia francesa condena por primera vez con pena de prisión un insulto racista

Una imagen tomada el 26 de septiembre de 2013 y facilitada hoy, miércoles 16 de julio de 2014 que muestra a la candidata municipal del partido de extrema derecha Frente Nacional francés (FN) Anne-Sophie Leclère en Rethel, cerca de Reims (Francia). Foto: E

Una imagen tomada el 26 de septiembre de 2013 y facilitada hoy, miércoles 16 de julio de 2014 que muestra a la candidata municipal del partido de extrema derecha Frente Nacional francés (FN) Anne-Sophie Leclère en Rethel, cerca de Reims (Francia). Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
AFP
París

La justicia francesa condenó por primera vez a una pena de prisión a una persona por insultos racistas, proferidos contra la ministra de Justicia, Christiane Taubira, que sufre regularmente, por ser negra, agresiones por parte de corrientes de ultraderecha.

El tribunal de Cayena, la capital de la Guayana Francesa donde nació la ministra, condenó a nueve meses de cárcel y cinco años de inelegibilidad a Anne-Sophie Leclère, excandidata del partido de extrema derecha Frente Nacional a las elecciones municipales, por haber comparado a Taubira con un mono.

Condenó además una multa de 50 000 euros a la excandidata y de 30 000 euros al Frente Nacional.

La sentencia fue saludada por las organizaciones antirracistas de Francia, pero denunciada como “desproporcionada” por el Frente Nacional y por Leclère, que anunciaron que presentarán recursos de apelación.

El caso causó una enorme polémica en Francia el año pasado. Anne-Sophie Leclère, una comerciante de 33 años que quería crear una lista municipal del Frente Nacional en la localidad de Rethel (nordeste) para las municipales, publicó en su página Facebook una foto de un mono pequeño junto a una de la ministra con el texto “A los 18 meses” y “Ahora”.

Ministra de Justicia frnacesa, Christiane Taubira. Foto: AFP

Ministra de Justicia frnacesa, Christiane Taubira. Foto: AFP

El 17 de octubre, en un reportaje televisado, la candidata asumió ese montaje fotográfico y, afirmando al mismo tiempo que no era racista, dijo que preferiría ver a la ministra “en las ramas de un árbol y no en el gobierno”.

El FN que, a impulso de su presidenta Marine Le Pen, se esforzaba en borrar su imagen ultraderechista para presentarse como un partido “normal”, excluyó inmediatamente a su candidata, como lo hizo con otros de sus miembros por actitudes racistas, homófobas o pronazis.

El proceso de Cayena tuvo lugar a raíz de una demanda de la asociación guayanesa Walwari (de la que Taubira fue una de las fundadoras) , que decidió recurrir a la justicia después de registrarse una serie de insultos a la ministra, descendiente de esclavos y natural de la Guayana francesa.

Taubira, una figura de la izquierda francesa, fue en 2001 impulsora de una ley que reconocía la trata de humanos y la esclavitud como crimen contra la humanidad.

Desde su nombramiento como ministra de Justicia por el presidente François Hollande, en mayo de 2012, es blanco favorito de las críticas de la oposición de derecha y de los medios conservadores, y fue particularmente atacada por haber defendido la ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En varias oportunidades, las manifestaciones contra esa ley fueron escenarios de insultos. El 25 de octubre, niños llevados por sus padres a una manifestación enarbolaron bananas al pasar la ministra.

“ Los jueces juzgan en derecho ”

El veredicto del tribunal de Cayena “viene a recordar” que la República “no puede dejar prosperar ni tolerar” el racismo, estimó la organización SOS Racismo. Esta decisión recuerda que “el racismo y el antisemitismo son delitos de pleno derecho” , afirmó la Liga Contra el Racismo y el Antisemitismo (Licra).

Por su parte, Taubira recordó que “los jueces juzgan en derecho” , es decir “según el código penal”.

"En dos años, no me han oído nunca comentar la menor decisión de la justicia. Ni una sola vez. Y no haré una excepción", dijo la ministra a los periodistas que la esperaban al salir del Consejo de Ministros.

Leclère, que va a presentar un recurso de apelación de su condena, no asistió al proceso en Cayena ni fue representada.

“No encontramos ningún abogado que nos represente” y “yo no tenía los medios de pagarme el billete de avión”, afirmó.

Según su abogado parisino, Jacques Erb, otras dos causas están en curso por el mismo asunto, una a raíz de una demanda del Consejo Representativo de Asociaciones Negras de Francia (Cran) y otra por iniciativa de la fiscalía.

El FN, que no contesta el principio de una condena de su exmilitante, va a presentar también un recurso de apelación, por considerar su propia condena “grotescamente desproporcionada” y “política”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)