13 de mayo de 2018 00:00

Julio César Trujillo: ‘No somos órgano de oposición ni obediente’

Julio César Trujillo, presidente del Cpccs transitorio. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Julio César Trujillo, presidente del Cpccs transitorio. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 36
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 185
Mario Alexis González
Redactor

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista a Julio César Trujillo, presidente del Cpccs transitorio

El Cpccs tiene un mandato, ¿podrá cumplirlo en el plazo de un año?

Creo que lo cumpliremos antes de que se venza el tiempo de nuestro período.

¿Qué evidencias le permiten decir esto?

Ya están preparándose los informes de cinco instituciones. La ventaja es que quienes tienen miedo de que se los evalúe nos están ayudando. Algunos han renunciado, otros han sido destituidos por otras instancias. Tenemos bien calculado el tiempo en el que cumpliremos nuestra tarea.

El exfiscal Carlos Baca fue destituido en medio de la evaluación, ¿el proceso continuará?

Por supuesto, pero la haremos al final, si nos alcanza el tiempo, porque tampoco son urgentes los resultados. Pero la haremos porque eso nos encargó el pueblo. Lo mismo de cualquier otro.

¿También Carlos Ochoa?

También vamos a evaluar ese caso. Y hay otros como el exsuperintendente de Economía Popular (Patricio Rivera).

Los críticos del Consejo dicen que se están arrogando funciones, ¿es así?

Las atribuciones se otorgan a los órganos, no a las personas que lo integran. Lo que nos pidieron es que evaluemos a todas las instituciones que dependen del Consejo de Participación. Individualmente no tengo ninguna atribución; yo, personalmente, no me siento con ninguna.

¿Qué ocurre con el Consejo Electoral? ¿Al haberse declarado año electoral no hay prohibición para cesar a sus funcionarios?

De ninguna manera. Primero, porque se ha convocado a algún acto electoral en Loja y no afecta a todo el país. Y, en segundo lugar, la facultad que nos dio el pueblo no hace excepción ni por el órgano ni por el tiempo ni por las circunstancias de ese órgano.

¿Cuál es el papel político que juega el Cpccs ahora?

Se ve que, hasta aquí, hemos respondido al pueblo ecuatoriano en sus grandes anhelos. Lo que puedo asegurarles es que no los traicionaremos. No solo porque somos hombres y mujeres de honor, sino porque a mi edad no tengo cómo manchar mi hoja de vida, que es bastante buena, al menos ante los ojos de mis conciudadanos.

Aunque sea una institución estatal, el Cpccs se ha convertido en un actor político, ha despertado simpatías y antipatías. ¿Cómo ven estas reacciones?

Todo acto humano tiene ese tipo de reacciones. Usted en su vecindario tendrá gente que le aprecia mucho, hay otros que no lo quieren tanto y otros que hasta lo han de odiar. Pero así es la vida. Tenemos ese tipo de reacciones de respaldo, más allá del que creíamos que íbamos a recibir.

¿Y las negativas?


A los que dicen que no se someten a lo que dice el Consejo, yo les digo: bueno, salgan a las calles y reciban el apoyo que solemos recibir los que somos del Consejo. El 1 de mayo tuvieron una gran oportunidad para que todos los evaluados salieran a las calles y reciban el aplauso del pueblo.

¿Juega el Cpccs un papel social? ¿Cuál es?

Espero que cumpla algo que el pueblo ecuatoriano con frecuencia me dice en las calles, que sea un modelo de cómo deben ser las instituciones del Estado. No obedecer a consignas ni servir a intereses particulares porque por encima está el interés general.

La ciudadanía se ha volcado a pedir soluciones o apoyo para temas puntuales, que no tienen que ver con el mandato, ¿qué harán con esas solicitudes?

Les informamos que esa denuncia es competencia de tal órgano y que por lo tanto en el Consejo irá al archivo.

¿Cómo manejan su relación con las otras funciones del Estado, mantienen contacto con el presidente Moreno y el Ejecutivo?

Creo que bien. Yo me he reunido dos veces con el Presidente de la República. En la primera quedó en claro que nosotros no somos órgano de oposición, pero tampoco obediente de lo que él piensa o quiera. Él así lo entendió.

¿Y la segunda reunión?

Fue una reunión personal, a la que él me invitó. Ahí quedó en claro que no necesitamos intermediarios. Le dije que si él quiere algo del Consejo me llame por teléfono directamente y enseguida lo atenderé y, si quiere que vaya, iré personalmente. Y de la misma manera, cuando yo necesite hablar con él.

¿Cuándo pedirán las ternas al presidente Moreno para llenar las Superintendencias que se encuentran sin titulares y la Procuraduría?

Lo haremos en estos días. Pero le hemos dicho que no nos debe responder inmediatamente porque en el Consejo hay distintos pareceres. Por ejemplo, hay algunos, como yo, que creemos que unas Superintendencias deben desaparecer y otras subsistir.

¿Cuáles instituciones deben desaparecer?

Por ejemplo, el superintendente de Ordenamiento Territorial. Yo me pregunto, ¿qué hace el señor (Fernando) Cordero? Al final entregaremos un informe y podremos recomendar la supresión de algunas instituciones.

¿Qué hará el Cpccs para evitar que las cesaciones se conviertan en demandas internacionales que puedan implicar una reparación del Estado?

No hay que olvidar que los organismos internacionales son subsidiarios del Estado. Primero, deben agotarse las instancias internas. Yo creo que si se cumplen esos requisitos lo podrán hacer, pero parece que llegarán un poco tarde. Y si es así acudiremos a justificar nuestra conducta.

Su trayectoria 

Es abogado por la Universidad Católica de Quito. Fue miembro de la Comisión de la Verdad (2007-2010), diputado (1979-1984) y asambleísta constituyente (1967-1968/1997-1998). Además forma parte de la Comisión Anticorrupción.

Su visión

Considera que el Consejo de Participación Transitorio cumplirá con la evaluación y designación de autoridades antes del año que dura su mandato. Además, resalta la independencia del órgano que dirige.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (60)
No (27)