11 de diciembre de 2014 20:03

El allanamiento a la casa de dirigente muerto causó molestia

El hermano del fallecido, Carlos Tendetza (der. sentado) y Rosa Antún pidieron apoyo. Foto: Lilia Arias / EL COMERCIO

El hermano del fallecido, Carlos Tendetza (der. sentado) y Rosa Antún pidieron apoyo. Foto: Lilia Arias / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 73
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lilia Arias

El intenso sol de ayer no impidió que los comuneros de Tundayme, una parroquia del cantón el Pangui (Zamora Chinchipe) y dirigentes shuar se reúnan en la propiedad de José Tendetza.

Él era dirigente shuar y fue hallado muerto a orillas del río Zamora el 2 de diciembre. Allí hablaron sobre los hechos acontecidos luego del fallecimiento, pues sus familiares denunciaron que la tarde del miércoles los policías allanaron la casa de la víctima.

Los indígenas explicaron paso a paso lo que sucedió. Lo hicieron ante una comisión del Ministerio del Interior que llegó a las 10:00. Luis Varesa, asesor del ministro José Serrano, dijo que no conocieron de ese hecho, porque “la Fiscalía actúa de forma independiente”.

En la reunión intervinieron 12 representantes de las comunidades asentadas en la zona.

Todos pidieron que se haga una investigación transparente sobre la muerte y que se nombre una comisión internacional.

La noche del martes incluso se anunció que se pagará una recompensa de USD 100 000 a quien ayude con datos sobre el posible autor de la muerte.

Aunque la temperatura aumentaba, las más de 50 personas permanecían en la reunión, que era cobijada por una escasa sombra de un árbol de guayaba.

Los familiares de la víctima escuchaban los pronunciamientos que se dieron en torno al caso.Después de una hora con 45 minutos (12:45), la comisión gubernamental se retiró. Los dirigentes shuar y el prefecto de Zamora, Salvador Quishpe, dieron sus condolencias a la familia de Tendetza.

Entre las autoridades shuar, de la Junta Parroquial de Tundayme y organizaciones de defensa del territorio, circulaba la orden de allanamiento a la vivienda del fallecido, en la comunidad de Yanua kin y de otra persona en la parroquia de Tundayme.

El documento fue emitido por el Juzgado Cuarto de Garantías Penales de Yanzatza y Zamora Chinchipe y firmado por una jueza encargada del despacho.

Allí se dice que la orden fue dada en atención al pedido que hace el Fiscal a cargo del caso.

Además se indica que el objetivo fue “…incautar evidencias, vestigios, armas que podrían constituir elementos de prueba de un presunto delito que se relacione con la muerte de José Isidro Tendetza Antun…”.

La Fiscalía no da mayores detalles por estar el caso en etapa de indagación previa. Carlos Tendetza, hermano menor de la víctima, recreó lo que ocurrió previo al allanamiento.

Según él, un helicóptero sobrevoló la zona a las 15:30. Luego, policías habrían ingresado a la casa, “para revisar todo”.
La casa es de bloque y teja. Carlos mostró la habitación donde los uniformados registraron. De fondo hay una cama vacía y las cobijas están guardadas en un saco amarillo. En una percha de madera están libros que pertenecían al fallecido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)