13 de enero de 2016 08:00

El tren bala japonés se convierte en un museo rodante de arte contemporáneo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Un tren bala japonés se convertirá la próxima primavera en un museo rodante de arte contemporáneo al albergar en su interior esculturas, pinturas, proyecciones de video y fotografías que podrán disfrutar los pasajeros durante su viaje.

El cineasta y fotógrafo nipón Mika Ninagawa ha sido el encargado de diseñar, inspirándose en fuegos artificiales, el exterior del tren que hará un trayecto de unos 50 minutos entre las estaciones de Niigata y Echigo-Yuzawa (noreste).

El ferrocarril, operado por la compañía East Japan Railway, constará de seis vagones (con menos asientos de los habituales para exponer las obras) y operará principalmente los fines de semana, unos 120 días al año, informó hoy la cadena pública japonesa NHK.

Los vagones albergarán obras de ocho artistas, cuya identidad aún no ha sido desvelada, y el servicio de cafetería a bordo ofrecerá productos típicos de la prefectura japonesa de Niigata.

La compañía ferroviaria East Japan Railway opera otros trenes bala que ofrecen servicios más allá del transporte. Es el caso del "tren-resort" con posibilidad de darse un baño de pies o de relajarse sobre un tatami mientras se viaja, que funciona desde 2014 entre las estaciones de Fukushima y Shinjo en la región de Yamagata (norte).

Además, en 2017 está previsto que comience a circular un nuevo tren de lujo con una veintena de suites y restaurante y con pasajes por 600 000 yenes (USD 5 099 dólares al cambio actual) y que hará un recorrido por varias prefecturas del norte de Japón.

El tren de alta velocidad japonés (Shinkansen) opera en el país asiático desde hace más de cincuenta años y ha transportado a lo largo de su historia a unos 10.000 millones de pasajeros.

Tras ampliar la red de shinkansen hasta la prefectura de Aomori, (norte) y la de Kagoshima (suroeste), Japón planifica nuevas líneas, entre las que destaca la que unirá las ciudades de Nagoya y Tokio en unos 40 minutos gracias a la tecnología de levitación magnética y que operará en 2027.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)