22 de marzo de 2016 09:10

Israel lleva a cabo una operación secreta para repatriar a judíos 

Los edificios históricos en el distrito de la ciudad vieja de Sanaa, en Yemen, el 19 de marzo de 2016. Foto: EFE

Los edificios históricos en el distrito de la ciudad vieja de Sanaa, en Yemen, el 19 de marzo de 2016. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 22
Agencia AFP

Israel anunció el lunes 21 de marzo del 2016 el rescate de 19 judíos de Yemen, un país en guerra, en una “operación secreta” destinada a salvar a los últimos supervivientes de una de las comunidades judías más antiguas del mundo.

17  miembros de la comunidad judía de Yemen, que en otro tiempo contaba con decenas de miles de personas, llegaron a Israel el domingo por la noche. Otros dos miembros habían sido trasladados los días anteriores.

“Un día quizás haremos una película de la operación. Hablamos de una operación secreta en un medio hostil. No es fácil sacar a gente visible y ostensiblemente judía” , explicó a la AFP Yigal Palmor, director de comunicación de la Agencia Judía de Israel, responsable de la inmigración.

Rechazó sin embargo dar más detalles del dispositivo, cuya preparación tomó “varios meses”.

Los rescatados fueron trasladados en autobús desde el aeropuerto de Tel Aviv hacia un centro para inmigrantes en Beer-Sheva, en el sur de Israel.

Para la Agencia Judía, esta operación es el último recurso para salvar a hombres y mujeres descendientes de los enviados a Arabia hace 2 500 años por el rey Salomón.

De esta comunidad sólo sobreviven unos 50 judíos que decidieron quedarse en Yemen, la mayoría en la capital, Saná, según Palmor. “Son individuos un poco aislados” que “no quisieron aprovechar la última oportunidad de esta operación”, agregó.

“Es el final de la comunidad judía en Yemen como tal”, resumió el responsable, y mostró su preocupación por los riesgos que corren los que se quedaron en un país “extremadamente peligroso para ellos” , donde los rebeldes chiitas hutíes, que controlan Saná, “son abiertamente antisemitas”.

 'Misión histórica' 

La comunidad judía en Yemen se redujo a la mínima expresión durante estas últimas décadas, encerrándose en sí misma, enfrentada a amenazas y ataques, víctima de los enfrentamientos entre el ejército y los rebeldes.

Totalmente olvidada, el último reducto de esta comunidad sobrevivía en Saná, donde numerosos judíos fueron trasladados en helicóptero en 2007 para vivir bajo alta protección, y en Raida, en el desierto a 80 km al norte de la capital.

En 2008, un miembro de la comunidad fue asesinado tras rechazar convertirse al islam. En 2012, Aharon Zindani siguió la misma suerte por el hecho de ser judío, según Palmor. Ese mismo año, una joven fue secuestrada, convertida al islam y casada a la fuerza con un musulmán.

Entre las personas que llegaron a Israel está el hijo de Aharon Zindani, su mujer y sus tres hijos, procedentes de Saná. Otras 14 personas fueron repatriadas de Raida, entre ellas el rabino de la comunidad, que consiguió llevar consigo un rollo de la Torá que tiene 500 o 600 años de antigüedad.

Desde 1949, la Agencia Judía “trajo la comunidad judía de Yemen a su casa, en Israel, y está misión histórica se termina hoy", declaró su responsable, Natan Sharansky.

La Agencia Judía afirma haber salvado a unos 200 judíos en varias operaciones secretas efectuadas en estos últimos años. Varias decenas de ellas se llevaron a cabo en los últimos meses.

Desde su creación en 1948, Israel acogió 51.000 judíos de Yemen. Casi 50 000 de ellos llegaron entre 1949 y 1952, durante la operación “Alfombra mágica” . Más tarde, la emigración se hizo por pequeños grupos, hacia Israel o Estados Unidos.

Cientos de miles de judíos de origen yemení viven hoy en día en Israel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)