22 de marzo de 2017 00:00

Un investigador a cargo de Petroecuador

José Luis Cortázar en la posesión como gerente de Refinación en diciembre. Estuvo cuatro meses en el cargo. Foto: Flickr Petroecuador

José Luis Cortázar en la posesión como gerente de Refinación en diciembre. Estuvo cuatro meses en el cargo. Foto: Flickr Petroecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 81
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 18
Redacción Negocios
(I)

La Gerencia de la estatal Petroecuador pasó a manos de un experto en inteligencia y negociación.

José Luis Cortázar, quien asumió el cargo este lunes 20 de marzo, es un hombre cercano al presidente Rafael Correa.

Tras servir durante 15 años en la Fuerza Naval, pasó a la Administración Pública. Él saltó a la palestra pública en las elecciones presidenciales del 2006, junto a Rafael Correa. Primero fue su jefe de Seguridad en campaña y después se convirtió en asesor de Inteligencia en Carondelet.

Desde entonces ha desempeñado varios cargos de confianza dentro del Régimen. El funcionario fue el encargado de liderar la creación, estructuración y funcionamiento de la Secretaría Nacional Anticorrupción y luego pasó a la Unidad de Inteligencia de la Presidencia.

Cortázar fue el encargado de recopilar las pruebas en contra del exministro de Deportes, Raúl Carrión.

También se desempeñó como delegado del Jefe de Estado en la comisión conformada en el 2008 para investigar la influencia de organismos de inteligencia foráneos en los equipos de las Fuerzas Armadas y la Policía. Y luego participó en la reestructuración del Sistema Nacional de Inteligencia.

Cortázar fue asesor del Presidente de la República, y desde el 2009 trabajó en la Fiscalía del Estado que en ese entonces estaba a cargo de Washington Pesántez. En ese organismo se desempeñó como investigador en la Dirección Nacional de Investigaciones.

Pesántez dice que Cortázar llegó al Ministerio Público por su capacidad como investigador, aunque estuvo poco tiempo en ese cargo. Pesántez lo recuerda como un hombre serio y trabajador.

Tras su paso por la Fiscalía, llegó al sector petrolero en el 2010.
Fue subgerente de comercialización de Petroecuador, donde tuvo a cargo la distribución de combustibles; fue director ejecutivo de la Agencia de Regulación y Control de Hidrocarburos; presidente del Directorio de la empresa de economía mixta Operaciones Río Napo; gerente encargado de la empresa petrolera estatal Petroamazonas, entre otros.

Quienes lo conocen destacan sus capacidades como negociador. Cortázar, de hecho, participó de forma directa en la negociación de los campos maduros en producción.

Desde diciembre pasado, el Gobierno le encargó la Gerencia de Refinación de Petroecuador, tras el escándalo de corrupción que vinculó a varios funcionarios de Petroecuador por irregularidades en la ampliación de la Refinería Esmeraldas.

En ese entonces anunció que iba a erradicar la corrupción en esa Gerencia y dijo que no permitirá que quede “ni una sola piedra sin voltear” hasta que se esclarezca de forma diáfana y transparente todo lo relacionado al proceso de rehabilitación de la refinación de la Refinería Esmeraldas.

Hasta febrero pasado eran más de 60 las personas indagadas por lavado y 20 por cohecho en la Fiscalía.

Cortázar asume la Gerencia de la petrolera a menos de dos meses de que concluya el actual Gobierno. Lo hizo en reemplazo de Pedro Merizalde, quien renunció el pasado viernes “por motivos personales”, según informó la empresa.

El funcionario está investigado en la Fiscalía por presunto perjurio. Es cuestionado por no haber declarado la propiedad de una empresa en Panamá y dos cuentas de ahorro a nombre de su cónyuge, según un informe de la Contraloría que determinó responsabilidades penales.

Merizalde indicó que subsanó esa “omisión involuntaria” a través de la presentación de documentos al ente de control.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (20)