31 de julio de 2014 00:05

La inversión hotelera aumenta a lo largo de la Ruta del Spondylus

Hoteles Tonsupa

Los edificios de departamentos en renta son una alternativa a los hoteles, en Tonsupa. Foto: El COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 15
Contento 1
Juan C. Mestanza, Patricio Ramos y Marcel Bonilla (I)

Al salir de Montañita hacia Olón, a 100 metros del monumento al surfista, se aprecia una edificación moderna matizada con formas y materiales propios de esa zona del norte de Santa Elena. En los últimos meses David Gamboa le dio forma a Punta Hills Montañita Apartments&Hotel.

Según el Ministerio de Turismo, desde el 2011, al menos 30 nuevos proyectos hoteleros se han reportado en Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santa Elena y El Oro (ver cuadro). Ocho de ellos, con características de proyectos de hoteles e inmobiliarios, empezarán a ejecutarse desde este año.

Los más significativos por sus inversiones serán Las Olas en Bahía de Caráquez, con un presupuesto de USD 1 500 millones; y Karibao, del Grupo Pronobis, en Engabao (Playas) con USD 700 millones.

A pesar de la diversidad de alojamientos que existen, Gamboa quiso plasmar algo diferente. “Buscamos dar una visión distinta, que Montañita no solo es fiesta. Queremos proyectar un sitio relajado, familiar, en medio del aire puro”.

Su proyecto tiene un costo de USD 150 000. Aún no está concluido, pero en sus tres primeros pisos, alquila una suite con jacuzzi que tiene vista al mar y un amplio balcón desde donde se divisa toda la playa, por USD 200 la pareja. Por el mismo valor ofrece un apartamento para 10 personas con sala, comedor y cocina y una habitación matrimonial por USD 60 la noche.

Cuenta con un huerto orgánico. Además ofrece a los turistas clases de surf y alquiler de equipos, así como bicicletas y cuadrones para recorrer senderos.

En Ayangue, otro balneario de la península, en el km 40 de la Ruta del Spondylus, un nuevo hotel, el único de esa envergadura, ya atiende a los turistas nacionales y extranjeros.


Se trata del Kanagua Hotel, ubicado en la parte final del malecón de este apacible balneario de aguas color turquesa.

“Kanagua significa diosa de la abundancia del agua. Esta empresa propone un sitio abundante en comodidad y confort”, dice Ivonne Quevedo, una azuaya que hace 5 años se afincó en ese sitio.
Quevedo levantó esta edificación con un crédito de USD
2 millones de la Corporación Financiera Nacional (CFN). Se trata de un hotel de cuatro plantas, con 30 habitaciones.

La empresaria apuntó a Ayangue por su estratégica ubicación geográfica. Está a pocos minutos de Montañita, un sitio caracterizado por su intensa diversión; y muy cerca de La Libertad y de Salinas, balnearios turísticos por excelencia.

Por apertura, ofrecen habitaciones de USD 25 por persona, incluido desayuno. También suites matrimoniales con vista al mar a USD 80 por pareja. Entre los servicios están habitaciones para personas con capacidades diferentes.

Al norte, en Manabí, la inversión en hospedería se centra en cuatro de sus 22 cantones: San Vicente, Sucre, Manta y Puerto López. En Bahía de Caráquez (Sucre), la última construcción se sitúa en el noroeste: el Hotel Patricio con una inversión de más de USD 3 millones.

En San Clemente se registran nuevas construcciones. Una de ellas es el hostal Palma Azul. Las reservas se deben hacer con anticipación pues hay alta demanda. Su costo promedio es de USD 180 la noche.

En Canoa, las construcciones y mejoras a los sitios de hospedaje son constantes. Por una noche en los hostales, hoteles y hosterías se puede pagar desde USD 15 hasta 80.

En Manta se concentra la mayor planta hotelera de la provincia. Existen 6 000 camas. Celia Higuera, presidenta de la Cámara de Turismo, asegura que los precios van desde USD 15 hasta 120 por noche.

La inversión hotelera supera los USD 100 millones los últimos 10 años, dice Higuera. Hace dos semanas, en Barbasquillo, se inició la construcción del Best Western Sail Plaza Manta. Se invertirán USD 51 millones.

En Puerto López, la empresaria Mercy Basurto asegura que se colocaron sobre los USD 6 millones en varios proyectos.

En tanto en Esmeraldas, el aumento de infraestructura turística se ve desde la playa de Las Peñas, al norte. La construcción de pequeños edificios y hosterías para 800 plazas ha significado USD 8 millones.

En la vía Rioverde-Esmeraldas, la construcción de cinco hosterías también ha dejado una inversión de más UDS
2 millones, según el empresario turístico Mario Gutiérrez.

La mayor inversión está en Tonsupa. Ahí se han levantado unos 30 lujosos condominios y cerca de 60 edificios junto a la playa. Un subregistro muestra cifras de alrededor de USD
200 millones en los últimos 10 años.

Solo en el 2013 entre Atacames y Mompiche se colocaron USD 5 millones en cuatro hoteles según Carlos Acosta, director de Turismo de Esmeraldas, sin sumar los USD 30 millones en Royal Decameron, en Mompiche y los 20 millones proyectados para su ampliación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)