12 de March de 2010 00:00

El Inocar descartó que haya un tsunami

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) señaló  que los tres sismos generados en Chile, ayer por la  mañana, no representaron ninguna   posibilidad de tsunami en la Costa ecuatoriana.
 
Esta conclusión se  hizo con base en datos  enviados por el Sistema de Alerta de Tsunamis del Océano  Pacífico.
 


6 días
de aguajes habrá  en lo que resta  del mes: 16, 17, 18 y 19. Los más fuertes serán   el  30 y  31.La información, emitida en       la mañana de ayer  y confirmada al mediodía en Guayaquil, se  dio porque  en algunas poblaciones costeras hubo alertas falsas de la   presencia de un tsunami.

En El Oro hubo preocupación en Jambelí.  En Guayas, ocurrió algo similar en Playas;  y en Manabí, en Puerto López.

El Inocar ratificó que el monitoreo de estos eventos se realiza las 24 horas del día. El objetivo es informar oportunamente, para que las autoridades  tomen las decisiones adecuadas.

Además, la entidad científica señaló que la presencia de olas con alturas de entre 2 y 3 metros, frente a las costas ecuatorianas, se registró hasta ayer. El fenómeno se inició a principios de mes  y    fue causado por la      intensificación de vientos en el Pacífico . 

Eso causó que grupos de olas llegaran  con esas alturas, con la correspondiente agitación del mar. “Este oleaje que se genera en zonas lejanas y viaja largas distancias, se llama  mar de fondo”, señala el informe.

Desde el 16 hasta el 19 de este mes, se espera la presencia de  aguajes, principalmente, generados por las mareas. Estas   se relacionan con  las fases de la Luna.

Como en las provincias de la Costa continúa el período de vacaciones escolares, el Instituto pidió  a los bañistas, principalmente padres de familia, que tengan cuidado con las corrientes de resaca.

Estas se producen cuando las olas son altas. “En caso de que alguien sea arrastrado,  debe      mantener la calma y nadar en dirección paralela a la playa”.

Las personas que no saben nadar o que son malos nadadores no deben   ingresar mar adentro. Es indispensable que haya la 
supervisión de adultos, cuando estén  niños en las playas.

Por último se debe observar y respetar las señales visuales colocadas por la Capitanía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)