5 de agosto de 2016 11:15

Oleada de inmigrantes provoca caos en frontera de Costa Rica con Panamá

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia DPA

El incesante arribo de inmigrantes africanos, asiáticos y haitianos está provocando una situación de caos en el puesto limítrofe costarricense de Peñas Blancas, fronterizo con Panamá, tal como reflejan hoy (5 de agosto) medios locales.

La situación tiene en vilo a las autoridades de Costa Rica, que esta semana advirtieron que deportarán a los migrantes que ingresen en forma irregular al país, en busca, en su mayoría, de continuar camino hacia Estados Unidos.

Al mismo tiempo, el Gobierno advirtió que no permitirá el ingreso de un contingente de ciudadados cubanos que se estaría desplazando desde Colombia a Centroamérica. Las autoridades dijeron no contar con capacidad para alojarlos.

La situación se registra desde hace meses. En abril Costa Rica otorgó permiso temporal de estancia a unos 5 600 inmigrantes, tanto africanos, asiáticos como haitianos, que arribaron a la zona fronteriza procedentes de Panamá.

De ese grupo, unos 3 000 lograron continuar viaje apoyados por "coyotes", bandas que se dedican al tráfico de personas, hacia el norte, en busca de llegar a Estados Unidos, su destino final, pese a que Nicaragua mantiene cerrada la frontera desde noviembre. Los restantes se encuentran varados en suelo costarricense.

En medio de la crisis, diez presuntos inmigrantes africanos perecieron ahogados en el vecino país en los últimos días al tratar de cruzar clandestinamente ese territorio. Ante el constante flujo de inmigrantes en la zona fronteriza, el Gobierno de Costa Rica ordenó reforzar la vigilancia.

Una primera crisis migratoria estalló en octubre, con el arribo de unos 8 000 migrantes cubanos, que, tras la decisión de Nicaragua de cerrar su frontera, quedaron varados en suelo costarricense tres meses.

Esa emergencia se superó con el establecimiento de un puente aéreo en el que participaron México, El Salvador y Guatemala. De ese modo, los migrantes lograron acceder a territorio estadounidense.

Pero, a diferencia de los cubanos, los migrantes de otras nacionalidades no gozan de un trato preferencial en el plaís norteamericano. Muchos de los migrantes que llegaron a Costa Rica desde abril no portan documentos u ocultan su nacionalidad, lo que complica la labor de las autoridades migratorias. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)