24 de mayo de 2014 04:59

Un año más de Rafael Correa, visto en cuatro temas claves

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción Política
Quito

El presidente Rafael Correa cumple hoy, sábado 24 de mayo de 2014, el primer año de su segundo período presidencial bajo la égida de la Constitución de Montecristi. Por ello, hoy acude a las 10:00 hasta el Palacio Legislativo para rendir su Informe a la Nación, ante más de 1 200 invitados a la sesión solemne.

Cuatro son los áreas más delicadas que Carondelet han tenido estos 365 días: Yasuní, Chevron, las universidades y el “revés electoral”, según términos oficialistas, el 23 de febrero pasado.
Son, de algún modo, las áreas conflictivas que muestran las paradojas y contradicciones “entre el garantismo que ofrece la Constitución y el hiperpresidencialismo que ocurre en la práctica” del Régimen, según el analista político Julio Echeverría.

El Yasuní, listo para su explotación

El 15 de agosto del año pasado, bajo la frase “el mundo nos ha fallado” y pidiendo la comprensión de los jóvenes, el Presidente dio por terminada la Iniciativa Yasuní. En ella, se pretendía dejar bajo tierra unos 856 millones de petróleo de esa reserva natural si la comunidad internacional aportaba con el 50% de lo que serían las utilidades, unos USD 350 millones.

Cientos de jóvenes que creyeron en la Iniciativa salieron a protestar. Luego de que la Asamblea decretara de interés público la explotación petrolera, el colectivo Yasunidos, que se dedicó a recoger firmas para impulsar una consulta popular que evite la explotación. Finalmente, el CNE no dio paso a la consulta porque no completaron las firmas. Y el Gobierno avanza con la explotación.

La derrota electoral del 23-F

En las elecciones del 23 de febrero, Alianza País no tuvo el resultado que esperaba. Logró 10 prefecturas y mayoría en los concejos municipales, aunque ganó en cuatro de las 20 capitales provinciales. Sin embargo, el golpe más duro fue la derrota por la Alcaldía de Quito, considerado el bastión de la revolución.
El oficialismo no lo reconoce como una derrota electoral, sino “un revés”.

Captura Gabriela Rivadeneira cumple un año al frente de la Asamblea

Fue por causa del sectarismo, en palabras del Presidente, o sobredimensionaron su capacidad organizativa. Y aunque sostienen que fueron planes pensados desde antes, luego de ese día comenzaron una serie de acciones políticas para ajustar al movimiento: cambios a su cúpula, la reelección presidencial indefinida, una Ley de Ordenamiento Territorial, entre otros.

La causa política contra Chevron

Desde el 17 de septiembre del año pasado, el Gobierno inició la campaña ‘La mano sucia de Chevron’. El Primer Mandatario sumergió su mano derecha en una piscina de crudo para constatar la contaminación que causó la petrolera en Sucumbíos.
Desde entonces, políticos, activistas y artistas de todo el mundo han llegado hasta la Amazonía ecuatoriana para tomarse una foto con la mano embarrada de petróleo y denunciar a la empresa.

El Estado exige que la compañía pague los USD 9 300 millones que sentenció la Corte Nacional de Justicia como indemnización por la contaminación ambiental. Además, que no se aplique, de forma retroactiva, el Tratado Recíproco de Inversiones que entró en vigencia cinco años después que Chevron dejara el país, en 1992.

Las tres universidades estrella

El conocimiento es otra apuesta del Gobierno para mejorar la economía del país, por medio de la generación del conocimiento científico y tecnológico.

Bajo esa premisa, se construyeron universidades de alto nivel, como Yachay, en Imbabura, la Universidad de la Artes, en Guayaquil, y la Universidad Nacional de Educación, en Cuenca, se espera que sean grandes referentes a nivel regional e internacional.

Para lograr lo último, el Estado ha contratado a profesores con doctorados de otras universidades extranjeras, para que consoliden el proyecto y el pénsum académico. Con la Universidad de las Artes, el Estado busca descentralizar la cultura, y formar artistas con un alto estándar académico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)