14 de febrero de 2018 13:04

'La infidelidad social existe, aunque la que ocurre con un tercero duela más', dice terapeuta argentino

La infidelidad aparece constantemente, pero no todo tercero provoca una crisis de la pareja. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La infidelidad aparece constantemente, pero no todo tercero provoca una crisis de la pareja, según Horacio Serebrinsky, doctor en Psicología Social por la Universidad J. F. Kennedy  Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 2
Mariela Rosero
Coordinadora

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El argentino Horacio Serebrinsky, doctor en Psicología Social por la Universidad J. F. Kennedy, estuvo en Quito, Ecuador. Participó de una charla de la Escuela Sistémica del Ecuador. EL COMERCIO conversó con él sobre las crisis en las relaciones de pareja, a propósito de este 14 de febrero, el que algunas personas festejan el Día de San Valentín.

¿Cuáles son las principales crisis que enfrentan las parejas, de su experiencia como terapeuta?

Las parejas pasan por diferentes ciclos evolutivos, no es lo mismo que una pareja lleve cinco años de casada, 10, 15 o 30 o que se encuentre en la etapa de enamoramiento, que ocurre en los primeros seis, ocho o 10 meses. Las crisis más conocidas ocurren por el ingreso y salida de un miembro de la familia.

¿Podría brindar unos ejemplos?


Cuando aparece un hijo o cuando los miembros de la pareja dejan su casa de origen y empiezan a vivir juntos. Y otros momentos que provocan crisis son las mudanzas, vacaciones, cambios fuertes económicos porque crean movimiento. Las vacaciones son crisis porque la pareja no está acostumbrada a pasar todo el tiempo junta. También hay crisis por los diferentes ciclos evolutivos de hombre y mujer, el hombre pasa por la andropausia y la mujer por la maternidad… El hombre pasa por una etapa de querer mantenerse joven y ahí aparecen crisis importantes.

¿Por esos momentos de crisis las parejas se rompen?

No necesariamente. Debemos entender la palabra crisis como dicen los chinos, no siempre dan lugar a preocupaciones. La crisis del nacimiento también puede unir a la familia, una crisis económica también. En líneas generales, los temas que causan momentos de crisis son dinero, sexualidad, familia de origen de cada uno, procesos evolutivos, colegio, universidad, mudanza, vacaciones, muertes y nacimientos.

¿Por ese deseo de mujeres y de hombres de mantenerse jóvenes surgen las infidelidades?

La infidelidad aparece constantemente, pero no todo tercero provoca una crisis de la pareja. Para algunos, la primera infidelidad que aparece es cuando uno le es infiel a su familia de origen al construir una nueva. Además hay que entender que el ‘tercero’ no es siempre el amante, puede ser la universidad, el trabajo, jugar al golf o fútbol, es decir lo que quita la prioridad a la esposa o a la novia o al novio. Y en esa carencia, algunos buscan algo afuera que no encuentran en casa o también lo hacen porque están aburridos o cayeron en la rutina. Y así son infieles a los principios de la pareja.

¿Es más común ahora ser infieles al ser amado con el trabajo o la tecnología, que con otra persona?

Lo que pasa es que duele más con personas. La otra es una infidelidad social. La palabra amante implica apasionarse más, un tercero duele más porque las diferencias son notorias, ‘toda escoba nueva barre bien’, con ella se empieza todo de nuevo, además entran en juego la culpa, la trampa y lo prohibido excita de alguna manera, pero claro, queda el dolor de los dos engañados.

¿El tercero rompe la pareja?

Nosotros hablamos mucho de que cualquier tercero mantiene una pareja, desde un hijo hasta una amante. La decisión de lo que ocurrirá tiene que ver con la elección del infiel, cómo quiere vivir y con quién. Hay mucha gente que tiene una amante y su pareja lo acepta, con los celos y todo, siguen así, mientras a ellos no les moleste.

¿Ahora la gente asume más que ya no quiere estar con alguien y decide divorciarse y empezar con otra persona?

No, ahora es más común entender la situación. La pareja actual es más abierta a la de ‘yo con vos toda la vida, hasta que la muerte nos separe’. En mi país, la infidelidad no provoca divorcios, no le dan la importancia legal que tenía antes. Esto tiene que ver con la idea de poder vivir más libre y mejor.

¿En general hay una crisis del amor, con tantos solteros en un mundo que permite estar más conectado, a través de la tecnología?


El que está adentro quiere estar afuera y el que está afuera quiere estar adentro (de la pareja, del matrimonio). El amor se vive de maneras diferentes pues la gente se conoce diferente, por Internet. De cualquier forma que ocurra, el enamoramiento aparece una energía especial, que alguien me brinda a mí, me brinda eso que necesito para ser feliz, aunque luego te das cuenta que no te dio nada, que vos lo tenías.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (4)