30 de junio de 2015 13:13

El INEC medirá el 'buen vivir' en Ecuador

El secretario del Buen Vivir, Freddy Ehlers, junto con el INEC emprenderán un proyecto de investigación que cuantifique la calidad de vida en el Ecuador. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El secretario del Buen Vivir, Freddy Ehlers, junto con el INEC emprenderán un proyecto de investigación que cuantifique la calidad de vida en el Ecuador. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 144
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 14
Sara Ortiz

¿Cómo se mide la felicidad? Eso es lo que buscan responder la Secretaría del Buen Vivir y el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC) a través de un estudio que se realiza junto con el apoyo de expertos bolivianos.

La mañana de este martes 30 de junio del 2015, estas instituciones presentaron la Semana de las métricas del buen vivir.

Este evento forma parte de un proyecto para construir un esquema técnico de investigación que cuantifique la calidad de vida de los ecuatorianos, las cosas que les hacen felices y les traen “paz interior”, dijo Freddy Ehlers, secretario del Buen Vivir. Para el funcionario, el modo de medir el progreso no debe basarse estrictamente en el flujo de dinero.

A través de una rueda de prensa, Ehlers explicó el concepto del buen vivir, que se recoge en la Constitución. Luego, dijo que la medición de la felicidad se investigará con base en tres dimensiones: los seres humanos, el medio ambiente y la comunidad o la forma de relación social. También indicó que este proyecto cambaría la metodología para medir la calidad de vida de alguien. Actualmente organismos como las Naciones Unidas y el mismo INEC lo hacen sobre un estudio del producto interno bruto, la capacidad de adquisición de una persona, el acceso a los servicios básicos, etc.

Para José Rosero este es un “paradigma ortodoxo” que está vinculado con la acumulación y el crecimiento económico. “Uno no necesita acumular riqueza, sino producir y consumir lo necesario”, dijo. Un ejemplo –explicó Rosero- es el estudio del índice de pobreza multidimensional, que el INEC planea desarrollar como parte del proyecto. Es decir, que se cuantificará la intensidad de la pobreza a través de la salud, educación y calidad de vida de una persona.

Según Rosero, otros países ya aplican estos estudios, pues consideran que los indicadores económicos para medir el bienestar de una sociedad no son suficientes. Además, Ehlers indicó que este proyecto está inspirado la política de Bután, un pequeño país ubicado en la cordillera Himalaya, en Asia, cuya política y su modelo de desarrollo se basa en filosofía de la felicidad interior bruta (FIB).

Ese concepto se sostiene sobre cuatro pilares: un desarrollo socioeconómico sostenible y equitativo; la preservación y promoción de la cultura. La conservación del medio ambiente y el buen gobierno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (26)