14 de noviembre de 2016 14:38

Un indigente murió en una estación de gasolina abandonada en Quito

Según agentes de la Dirección de Delitos Contra la Vida, el hombre no presentaba marcas de lesiones recientes en su cuerpo, por lo que, de momento, se descarta un crimen.

Según agentes de la Dirección de Delitos Contra la Vida, el hombre no presentaba marcas de lesiones recientes en su cuerpo, por lo que, de momento, se descarta un crimen. Foto: Sara Ortiz / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Sara Ortiz

Medicina Legal de la Policía recogió el cuerpo de un hombre de la tercera edad, quien murió en una estación de gasolina abandonada, ubicada en La Marín, en el centro de Quito.

El suceso ocurrió la mañana de este 14 de noviembre del 2016. Según agentes de la Dirección de Delitos Contra la Vida, el hombre no presentaba marcas de lesiones recientes en su cuerpo, por lo que, de momento, se descarta un crimen. Más bien, la investigación policial considera una muerte natural, pues la víctima vivía en ese lugar y, aparentemente, sufría de alcoholismo y consumo de drogas.

Uno de los amigos del fallecido fue quien alertó a las autoridades, después de percatarse que el hombre no respiraba ni respondía a su llamado. El testigo ya rindió declaraciones a los uniformados. Mientras que el cuerpo fue trasladado a la morgue de la avenida Mariana de Jesús, en donde se le realizará la autopsia y determinará la causa de la muerte.

En el sector de La Marín, moradores de la calles Pichincha y Chile se quejaron por la falta de seguridad y sobre todo por el abandono dos predios. En uno de estos terrenos tenía que construirse la Unidad de Policía Comunitaria de Centro, una obra que fue planificada desde el 2013, pero hasta la fecha lo que antes era una casa y un centro comercial ahora es una guarida para ratas y un depósito de basura. “Allí también hay personas que roban o que consumen drogas, quienes viven en esos terrenos. Esto nos produce inseguridad”, dice Lolita Ovando, comerciante del sector.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)