4 de March de 2015 20:58

Los indígenas arman una cumbre de resistencia

En la Conaie se realizó el encuentro de académicos para tratar el progresismo y las organizaciones en el posneoliberalismo. Foto: Eduardo Terán /  EL COMERCIO.

En la Conaie se realizó el encuentro de académicos para tratar el progresismo y las organizaciones en el posneoliberalismo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 32
Estefanía Celi R.

Problemática agraria, educación, defensa de derechos laborales y sociales, criminalización de la protesta social, la casa de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y el Decreto 16, el Buen Vivir y alto costo de la vida, la defensa de los territorios, la realidad de las mujeres y la de la juventud.

Nueve mesas temáticas instalará mañana, 6 de marzo del 2015, el movimiento indígena en una nueva edición de la Cumbre de los Pueblos, que se desarrolla desde este 5 de marzo del 2015 en Quito.

Los dirigentes se han desplegado por todo el país desde la semana pasada para hacer, personalmente, la invitación a las organizaciones indígenas a participar en esta nueva reunión, en la que esperan tener una gran cantidad de delegaciones. Han participado de asambleas y reuniones con gremios, organizaciones y asociaciones para garantizar que la convocatoria sea masiva.

El lugar de reunión será el coliseo de la Universidad Central del Ecuador. Allí mismo se instalarán algunas delegaciones para pasar la noche y continuar con la reunión el viernes, 6 de marzo del 2015.

Como preparación, una serie de conferencias sobre la problemática actual del movimiento indígena se realizó en la sede de la Conaie. Participaron expertos internacionales como Francois Houtard, Richard Lalander y Eduardo Gudynas.

Se analizaron temas como la relación entre los gobiernos progresistas y las organizaciones sociales, así como las perspectivas de resistencia que deberían tener estos colectivos de cara a los procesos posneoliberales. Sus críticas se orientaron hacia el capitalismo mundial y sus posibles alternativas.

La agenda para la cita está definida: hoy habrá una movilización hasta la Corte Constitucional para pedir la demanda de inconstitucionalidad del Decreto 16, que aún no se resuelve, y se dejarán listas las nueve mesas para que el viernes se debata y en la tarde se llegue a las conclusiones en una sesión plenaria.

La fecha de la cumbre coincide con el plazo que el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) tenía para resolver el recurso de reposición interpuesto contra la decisión de terminar el comodato para el uso de la casa de la Conaie. El recurso ya fue rechazado por el Ministerio el mes pasado, pero hay nuevos trámites administrativos en camino.

Severino Sharupi, dirigente de los jóvenes de la Conaie, señala que se les ha solicitado una auditoría e informes de las actividades que se han realizado durante el tiempo del comodato, que data de 1991.

Los organizadores no se atreven a dar una cifra exacta del número de delegaciones que llegarán a Quito para la cita. La principal duda es que la movilización puede resultar problemática para los indígenas que llegan desde regiones más alejadas.

“La gente quiere participar pero tenemos serias dificultades con el transporte pues no tenemos los recursos. La participación será con los recursos propios de los participantes y su voluntad”, asegura Salvador Quishpe, prefecto de Zamora Chinchipe. El fin de semana él estuvo en Manabí en la jornada nacional previa a la cumbre.

En Cotopaxi y Chimborazo estuvo el exasambleísta Gerónimo Yantalema. El sábado, junto con otros dirigentes, participó en un evento en Cuenca por el inicio de la recolección de firmas para la consulta popular sobre la explotación minera en Quimsacocha (Azuay). “Es una movilización por todo el territorio para tratar temas como la Ley Tierras, gestión comunitaria del agua, el acuerdo comercial con la Unión Europea, que está afectando a los menores productores, especialmente de lácteos”, dice.

En el oficialismo se ve con buenos ojos la iniciativa de una reunión nacional, pero aún hay críticas. El asambleísta Gilberto Guamangate (Alianza País) espera que las resoluciones de la cumbre sean propositivas con respecto a políticas públicas y temas relativos a los indígenas. “Ojalá quiera la Conaie impulsar propuestas macro para la construcción del estado plurinacional y no salga como resolución una movilización, que es lo típico de cierta dirigencia, pues las bases ya están cansadas”, comenta.

La Alianza Indígena, cercana al partido oficialista, también ha realizado reuniones, según Guamangate. En Quisapincha (Tungurahua), por ejemplo, una asamblea el sábado analizaría la posibilidad de buscar “un gran frente de unidad de respaldo político de la revolución ciudadana”, previsto para este mes.
La Conaie ve esta iniciativa como un intento del Gobierno de dividir a los indígenas y continúa con su agenda. Desde ayer, 4 de marzo del 2015, se instalan los equipos en el coliseo y a primera hora de hoy inicia el arribo de las delegaciones.

Como se espera una gran convocatoria, aparte del coliseo de la Universidad, se ha adecuado la casa de la Conaie y la vivienda de los dirigentes, en el centro de Quito, para recibir a las delegaciones. Además se analiza pedir apoyo a la Unión Nacional de Educadores para tener más espacio para que las personas que lleguen puedan tener donde descansar.

En contexto

En diciembre pasado, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) notificó a la Conaie con la decisión de dar por terminado el comodato. La razón sería que ocuparon el inmueble para actividades vinculadas con la política a pesar de que el contrato lo prohíbe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)