6 de diciembre de 2016 00:00

El incremento del encaje al 5% apunta a 7 bancos grandes

Walter Spurrier Foto: Wladimir Torres  / EL COMERCIO

Walter Spurrier, director de Análisis Semanal, explica que el BCE debe subir o bajar el encaje en función de una política monetaria. Foto: Wladimir Torres / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 103
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 3
Contento 22
Sebastián Angulo

Siete bancos tienen activos por más de USD 1 000 millones, según estadísticas de la Superintendencia de Bancos, y tendrán que incrementar sus depositos en el Banco Central del Ecuador (encaje) de 2 a 5% hasta el 15 de diciembre, como lo dispone la resolución de la Junta Monetaria, emitida el 24 de noviembre pasado.

Con esta medida, según la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), se busca inmovilizar otra parte de los recursos que los bancos tienen depositada en el Banco Central del Ecuador (BCE) y que sumarían unos USD 750 millones.

De acuerdo con la resolución de la Junta, el BCE ha establecido que existen altos niveles de excedentes de liquidez de los bancos privados depositados en esta entidad, “habiéndose concentrado estos excedentes en los bancos más grandes del sistema”.

En octubre del 2015, según cifras de la Superintendencia de Bancos, los depósitos para encaje bancario se ubicaron en USD 1 459 millones, mientras que en octubre de este año la cifra llegó a USD 3 489 millones. Es decir, se incrementó en cerca del 58%.

Para Julio José Prado, director ejecutivo de Asobanca, subir el encaje bancario es completamente antitécnico.

El directivo cree que lejos de reactivar la economía la medida “restringe la concesión de créditos que ha venido promoviendo el sistema bancario y el propio Gobierno”, por lo que “no logramos entender cuál es su objetivo”.

Prado señaló que la banca ha hecho todo lo posible en el 2016 para colocar crédito. “No se puede entregar más crédito, no es un problema de oferta sino de demanda. Las propias cifras del Central lo vienen demostrando desde inicios de año”, añadió el titular de Asobanca.

Prado explicó que el pago del Gobierno a proveedores mejoró los depósitos e hizo que la demanda de crédito en los dos últimos meses crezca. Pero la medida del encaje, dijo, pone en alerta al mercado y a los bancos a la defensiva para cuidar su liquidez.

Clermont Muñoz, académico especializado en Banca y Finanzas Corporativas de la Espae, sostiene que, en el corto plazo, el crédito no se afectará sustancialmente, tomando en cuenta que su demanda ya era reducida en los últimos meses.

Muñoz explicó que el cambio en el encaje es una medida de política monetaria que busca aumentar o restringir liquidez en el sistema. El catedrático sostuvo que no es correcto que se aumente el encaje en situaciones como la actual, cuando se necesita de liquidez y créditos para reactivar los negocios.

Es posible que el Central quiera decirle a la banca: “les queremos hacer más eficientes a ustedes (...) O se vuelven agresivos colocando dinero o me lo van a tener que dejar a mí”, anotó.
Pero para otros analistas, el problema del encaje bancario va más allá y tiene que ver con problemas del Fisco.

Francisco Briones, analista sénior de Inteligencia Estratégica, sostuvo que la medida que tomó la Junta Reguladora Monetaria y Financiera es para prever un posible desfinanciamiento del Gobierno de cara al próximo año.

“En los meses críticos -abril, mayo y junio (del 2016)- cuando el Estado estuvo prácticamente sin dinero, ahí fue cuando se tomó dinero prestado de las reservas bancarias”, señaló Briones.

Hasta el 27 de noviembre del 2016 el BCE había comprado títulos al Gobierno por USD 4 157 millones. Aunque la entidad ha enfatizado que no ha tomado dinero de los bancos privados para realizar estas operaciones.

Walter Spurrier, director de Análisis Semanal, explica que el BCE debe subir o bajar el encaje en función de una política monetaria, pero ahora lo está haciendo en función de una política fiscal.

“El Gobierno quiere plata, entonces hay que sacárselo a la banca. Eso es incorrecto”, sostuvo Spurrier.

Para el analista, la resolución de la Junta sobre el encaje bancario se entendería si hubiera exceso de crédito en la economía y un incremento en la inflación.

Este Diario, solicitó el 5 de diciembre una explicación de las resoluciones al BCE. La entidad señaló que concederán una entrevista el 7 del mismo mes.

También se solicitó una respuesta al ministro coordinador de la Política Económica, Patricio Rivera, pero hasta el cierre de esta edición no llegó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (5)