22 de junio de 2015 18:38

De 12:00 a 17:00 se incrementa la velocidad del viento en Tababela

Los vuelos que salen o llegan al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito no se han suspendido pese a los fuertes vientos registrados desde el viernes en Quito. Foto: Diana Chamorro/ EL COMERCIO.

Los vuelos que salen o llegan al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito no se han suspendido pese a los fuertes vientos registrados desde el viernes en Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 0
Diego Puente

Los vuelos que salen o llegan al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, en Tababela, no se han suspendido pese a los fuertes vientos registrados desde el viernes en el Distrito Metropolitano. La tarde del lunes 22 de junio, Luis Galárraga, vocero del aeropuerto, indicó que en la zona de la terminal "los flujos de viento no son constantes. Vienen por ráfagas y ocasionan problemas".

Desde las 12:00 hasta las 17:00 se incrementa la velocidad del viento en esta zona en época seca (junio-octubre). Galárraga puntualizó que ha habido pilotos que han tenido que hacer un segundo intento para aproximarse a la pista de aterrizaje. "El viento no causa desvíos o retrasos. Esto sucede porque cuando hay fuertes vientos, el piloto debe tomar la decisión para aproximarse nuevamente o desviarse". Sin embargo, hasta este lunes 22, la terminal opera con normalidad. "Tenemos la presencia de vientos previstos para esta temporada".

El vuelo de LAN que tenía previsto aterrizar el 22 de junio a las 12:10 tuvo que realizar un segundo intento de aterrizaje para ingresar al aeropuerto de Tababela. Foto: Diana Chamorro/ EL COMERCIO.

El vuelo de LAN que tenía previsto aterrizar el 22 de junio a las 12:10 tuvo que realizar un segundo intento de aterrizaje para ingresar al aeropuerto de Tababela. Foto: Diana Chamorro/ EL COMERCIO.

Los ventarrones del viernes último en Quito causaron problemas en otros sectores de la urbe. 15 árboles cayeron en diferentes zonas de la ciudad, hubo ventanales rotos en edificios; cables y partes de cubiertas de casa y negocios fueron arrancados y hubo deslizamientos de tierra. No obstante, en el aeropuerto de Quito no hubo suspensión de vuelos , desvíos o cambio de itinerarios.

En julio pasado, tres vuelos no pudieron completar su aterrizaje. Algunos usuarios comentaron que sintieron fuertes movimientos cuando descendía el avión. En temporada húmeda se presentan más problemas por la presencia de neblina.

Para evitar los desvíos, se ha implementado un nuevo sistema con dos equipos conocidos como transemisómetros, que miden el rango de visibilidad en pista (RVR, por sus siglas en inglés), agregó el portavoz del aeropuerto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)