27 de March de 2010 00:00

Incidentes callejeros por la visita de Chávez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Política
politica@elcomercio.com

A diferencia de otras ocasiones, la bienvenida al presidente venezolano Hugo Chávez, en su visita ayer al país,    fue menos  cálida. Unas 40  personas se apostaron  en los alrededores de la gasolinera de Petrocomercial, en el norte de Quito, para protestar en su contra.

Chávez y el presidente Rafael Correa tuvieron, ayer,  su séptimo encuentro bilateral.

La primera reunión del día se desarrolló   en esa gasolinera. Presentaron la nueva marca de aceite de motor  elaborado por la nacional  Petroecuador y Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Mientras Chávez  hablaba de la  “hermandad entre los pueblos”, unas 30 mujeres, vestidas con camisetas blancas que decían “No”, portaban carteles en contra del visitante.  “Chávez eres declarado persona no grata”. Y le exigían con un megáfono regresar a su país.

La Policía se encargó de contener  la protesta en medio de las quejas de que hubo agresión.

El Palacio de Carondelet, en el centro de la ciudad, también fue  adecuado  para que los dos mandatarios saludaran a la gente desde el balcón. La Policía abrió el cordón, que había instalado en la Plaza Grande, para que los ciudadanos  vieran a los presidentes.

Unos minutos antes de que  llegaran los jefes de Estado, cuatro personas del grupo Justicia y Libertad, lideradas por el coronel (r) Patricio Haro, protestaban contra Chávez. Este intento de manifestación fue neutralizado por simpatizantes del Gobierno.

“Fuera derecha corrupta”, “Corruptos”, “No han hecho nada por nosotros”,  gritaban algunas personas.  La Policía intervino y  echó   a Justicia y Libertad de la Plaza Grande.   Josefina Rodríguez y Miguel Zambrano, militantes de Alianza País, repartían banderas de Ecuador y de la lista 35. Llevaban una gorra de la Secretaría de Pueblos y Movimientos Sociales.
“Estamos emocionados de que el presidente Chávez nos haya venido a visitar”, contó Rodríguez.

Pero otros ciudadanos rechazaron  la llegada del Mandatario venezolano.

Patricio Morales,  empleado privado, cree que la crisis que vive Venezuela  ha demostrado que Chávez no es un buen presidente. “Antes lo creíamos un buen líder. Pero en su país hay muchos problemas”.

Con él coincidió Tania Vera,  ama de casa que  teme que el Mandatario venezolano pueda incidir en la política ecuatoriana. “Espero que no influya en   Correa y nos afecte con sus ideas”.
Cuando los presidentes  llegaron a Carondelet,  cientos de  nacionales y extranjeros  se agolparon para verlos en el balcón.

Correa tomó el micrófono y les dijo: “Deben estar unidos compañeros para lograr la Patria que queremos”. Luego dio la voz de la consigna bolivariana, “Alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina”. La gente siguió  el cántico.

Cuando  los presidentes se retiraron a su reunión, los curiosos se dispersaron y el grupo de apoyo  se redujo considerablemente.

El general retirado José Gallardo y Haro intentaron acercarse a la Plaza Grande, pero un grupo de personas les lanzó tierra, les escupió y los obligó a irse. La Policía se limitó a escoltar su retirada.

Esta visita de Chávez fue diferente a las anteriores. Más eran los curiosos que los verdaderos simpatizantes. Para muchos en la Plaza Grande fue  una visita más. Pero,  para Danny  Díaz, la oportunidad para vender más pitos.

Golpes e insultos en Guayaquil

El plantón en contra de la visita del presidenteHugo Chávez, convocado por la Junta Cívica de Guayaquil (JCG), terminó en enfrentamientos entre las integrantes del Frente de Mujeres de esta organización y los simpatizantes del Gobierno ecuatoriano.

La protesta de la Junta estaba prevista para las 11:00 de ayer, en los bajos del consulado de Venezuela, ubicado en las calles Aguirre y Chile, en el centro de Guayaquil. Pero, la  primera en asistir fue una delegación de  200 integrantes de Alianza Bolivariana Alfarista (ABA) y de Poder Cívico Ciudadano,  afines a Alianza País. Llegaron a las 10:00, con banderas y carteles en respaldo al Gobierno y al presidente Chávez.

“Hemos conocido que un grupo de sirvientes de la oligarquía han convocado aquí a otros sirvientes, para expresar su rechazo a un Presidente amigo”, dijo Rolando Vicuña, presidente provincial de ABA.

La gresca empezó una hora más tarde, con la llegada de 30 mujeres de la Junta Cívica. Vestían camiseta negra y portaban globos del mismo color. Los defensores del Mandatario venezolano las recibieron con agua, pincharon los globos y lanzaron huevos. Las integrantes del Frente de Mujeres los  insultaron y golpearon.

Estaban lideradas por Margarita Arosemena. La convocatoria también fue en apoyo a las Mujeres de Blanco, que protestan por los DD.HH. en  Cuba.

La Policía poco pudo hacer para controlar los ánimos de los dos bandos.  Desde lo alto de un edificio, ubicado en la calle Aguirre, personas no identificadas lanzaron querosén  a los manifestantes. La protesta en contra y a favor del presidente Chávez, se prolongó hasta las 13:00.R. Guayaquil

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)