7 de abril de 2015 21:06

Las llamas alcanzaron 20 metros de altura en una bodega de papel

En Pomasqui, las llamas cubren la fábrica. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

En Pomasqui, las llamas cubren la fábrica. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 51
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 6
Redacción Seguridad

El fuego estalló a las 18:45 y las instalaciones de la bodega de papel de Kimberly Clark comenzaron a incendiarse en el sector de La Pampa (Pomasqui-vía a la Mitad del Mundo).

Las llamas envolvieron el inmueble con facilidad debido a la acción del viento y al tipo de material embodegado.

Dos galpones de 300 metros aproximadamente se consumieron en cuestión de minutos y las llamas se elevaron a unos 20 metros de la bodega.

Mientras más bomberos llegaban al sitio mientras decenas de motobombas entraban y salían cada cinco minutos para aprovisionarse de agua.

La Policía informó que no hubo muertos, tampoco heridos a causa de este desastre.

“Dialogamos con el propietario de la bodega y nos manifestó que hay un monto de pérdida aproximado de USD 4 millones”.
Cristian Rivera, director del COE en Quito, precisó que las instalaciones de la bodega están completamente destruidas y que los bomberos se encargarán de determinar las causas que originaron el flagelo.

Esta bodega se encuentra ubicada junto a un taller mecánico de tractores y camiones. Los obreros que trabajan allí contaron que escucharon un fuerte estruendo y que las llamas se propagaron en ese lugar.

El siniestro, que en un principio tuvo proporciones impresionantes, destruyó de manera casi total varias instalaciones de la fábrica. En estos espacios se almacenaban productos de higiene y cuidado personal, elaborados con algodón y más que nada papel.

Para apagar las llamas, los agentes de la policía cerraron la avenida Manuel Córdova Galarza, en sentido norte-sur. Solamente permitieron el fujo vehicular en el carril de sentido sur-norte. Esta situación ocasionó una enorme congestión de vehículos.

La idea era hacer contraflujo para que los vehículos particulares circularan y también los tanqueros que transportaban agua. Los curiosos se arremolinaron en las inmediaciones de las instalaciones fabriles.

Al lugar se desplazaron 100 efectivos, un autoescalera, cinco autobombas, cinco tanqueros, cinco camionetas y cuatro motocicletas.

En el sitio se instalaron también dos piscinas para abastecimiento de agua a los equipos de bomberos que combatieron el fuego desde cuatro puntos.

Pasadas las 22:00, las llamas consumieron una de las paredes frontales del inmueble y desde allí se observaba cómo se consumía el papel.

En el sitio se formó una columna de humo gigante que alarmó a los vecinos. Sin embargo, Rivera precisó que no hubo evacuaciones. “Trabajaron las unidades de los bomberos y se hará una evaluación. Se está precautelando la integridad de las personas y los bienes”, acotó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (40)
No (3)