7 de septiembre de 2017 22:46

El Inamhi explica los factores necesarios para que se forme un huracán

Esta imagen de satélite obtenida de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) muestra el huracán Irma (izq.) y Jose (der.) el 7 de septiembre de 2017. Foto: AFP

Esta imagen de satélite obtenida de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) muestra el huracán Irma (izq.) y Jose (der.) el 7 de septiembre de 2017. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Andrés García

Mientras el Caribe sigue sufriendo los embates del huracán Irma, dos nuevas amenazas se han formado en el océano atlántico. Se trata de los huracanes José y Katia. ¿Qué factores inciden en la formación de huracanes? ¿Cuáles son sus efectos?

Fabio Bellacanzone, especialista de la Dirección de Pronósticos y Alertas Hidrometeorológicas del Inamhi, explicó hoy, jueves 7 de septiembre del 2017, que los huracanes se generan debido a perturbaciones de bajo nivel de la atmósfera en la parte central de África. Estas perturbaciones se propagan hacia el este, debido a las corrientes de vientos, que van de este a oeste.

Posteriormente, dijo el experto, en el océano Atlántico se tienen que presentar una serie de condiciones favorables para que se forme el huracán. Por ejemplo, la temperatura superficial del mar, de aproximadamente 26,5 grados centígrados, produce una evaporación que alimentará el sistema convectivo. “La humedad y el aire caliente de cerca de la superficie asciende”, aseguró.


Otro factor es la denominada fuerza de Coriolis, que en las zonas que están sobre los 10 ° de latitud norte y sobre los 10 ° de latitud sur, es lo suficientemente fuerte para generar una rotación de los vientos que produce una circulación ciclónica de huracanes. En el caso del Ecuador, al estar en la línea ecuatorial, la fuerza de Coriolis es mínima y por eso no se producen huracanes en nuestras costas.

Además, en los niveles altos de la atmósfera no debe existir mucha velocidad de viento para que no se corte el crecimiento del huracán y para que se puedan generar nubes de desarrollo vertical.

Si se dan todos los factores, se puede formar un huracán con una profundidad de entre 10 y 15 kilómetros. Sobre los efectos, Bellacanzone explicó que los huracanes provocan vientos de hasta 300 km/h, como en el caso de Irma.

Además provocan un incremento en la altura de las olas, lluvias intensas e inundaciones repentinas. Una vez que el huracán llega sobre el continente, pierde fuerza, ya que no dispone de la fuente de humedad con la que se alimenta.

Bellacanzone agregó que muy pocas veces en la historia se han registrado tres huracanes simultáneamente en el océano atlántico. “Sin duda es una anomalía, algo muy raro”, sostuvo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (1)