18 de junio de 2015 17:33

Los 7 impuestos más insólitos en la historia de la humanidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 17
Contento 2
Diario El Universal de México
Julieta Ruiz
Logo GDA

La historia de estas aportaciones es muy antigua, pues se cree que están presentes en la economía desde la existencia del hombre pensante.

Según menciona EUMED; desde las primeras sociedades humanas, los impuestos eran aplicados por los soberanos o jefes en forma de tributos, muchos de los cuales eran destinados para asuntos ceremoniales y para las clases dominantes.

La defraudación de impuestos teniendo el carácter y destino que se les daba eran poco comunes, debido al control directo que de la recaudación hacían sacerdotes y soberanos.

Por ejemplo, en México se pagaba el diezmo, un impuesto del 10% que se debía satisfacer a diferentes estamentos, tales como, antiguas repúblicas, monarquías, señoríos, o a la iglesia vinculada a estos.

Sin embargo, los impuestos no solo existían en nuestro país y en esa época, sino que han existido desde muchos años antes, y para muestra, los de Roma, los cuales además de ser costosos eran insólitos.

Vectigal urinae

Este es, sin duda, uno de los más impresionantes e insólitos, pues se trataba nada más y nada menos que del impuesto sobre la orina creado por Vespasiano. Sí, pagar por hacer del baño.

Vicesima Libertatis

Consistía en el pago de una vigésima parte del valor del esclavo cuando era liberado. Fue establecido en el 357 a.C. por el cónsul Manlio Capitolino, quien además de conseguir unos ingresos extra, trataba de limitar la liberación de esclavos para no aumentar los demandantes de servicios.

Portorium

Es el impuesto que los comerciantes pagaban a la entrada de las ciudades para poder vender sus productos. Igualmente, se aplicaba a los comerciantes cuando llegaban con sus mercancías a los puertos o al atravesar ciertas fronteras.

Vectigal Rotarium

Aunque no lo creas, en aquel entonces ya existía el odioso impuesto de circulación para los carros. Se supone que se gravaba el uso de las calzadas romanas y su recaudación se destinaba para la conservación de las mismas…

Vicesima Hereditatum

Se debía pagar a las arcas del Estado una vigésima parte del valor de la herencia, descontando los gastos funerarios, cuya recaudación se destinaba para pagar la jubilación de los veteranos de las legiones. Eso sí, tenía algunas excepciones: los familiares directos estaban exentos de su pago.

Centesima rerum venalium o Vectigal rerum venalium

Establecido por Augusto para sufragar los gastos militares, se debía pagar la centésima parte del precio de venta de terrenos, viviendas y animales… Si la mercancía era un esclavo, se pagaba la vigésimo quinta parte de su valor que debía pagar el vendedor pero que éste repercutía al comprador.

Quadragesima Litium

La justicia en Roma no era universal… ni gratuita. Se determinaba el objeto de litigio y se realizaba su valoración, así como las costas del propio proceso. La parte condenada por la justicia debía pagar la cuadragésima parte de la valoración del objeto de litigio y las costas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (31)
No (8)