2 de junio de 2015 20:24

Reforma busca eliminar mal uso de fideicomisos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 66
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 67
Carolina Enríquez
Pamela García

El nuevo proyecto de Impuesto a la Herencia afectará a los fideicomisos que se utilicen para la administración de patrimonio sin un fin productivo, señaló ayer la directora del Servicio de Rentas Internas (SRI), Ximena Amoroso.

Este tipo de fideicomisos, según la autoridad tributaria, permiten acumular patrimonios a través de la administración de bienes inmuebles, acciones, vehículos, yates, entre otros, que estarían exentos de pagar este tipo impuestos.

Esta práctica es utilizada por la clase alta, ya que su mantenimiento y estructura necesitan de recursos económicos y requieren de un extenso manejo jurídico. “La clase media no recurre a este tipo de medidas”.

Amoroso no entregó datos sobre la afectación de los fideicomisos, aunque dijo que es ampliamente usado por las compañías del país. Mencionó una herencia de USD 200 millones, entregada recientemente y que no pagó impuestos. La afectación sobre la economía se conocerá cuando el Ejecutivo envíe el proyecto de reforma tributaria a la Asamblea.

En la Ley de Mercado de Valores vigente se entiende por fideicomiso al contrato por medio del cual una o más personas llamadas constituyentes transfieren de manera temporal e irrevocable la propiedad de bienes muebles o inmuebles a un organismo fiduciario.

El fiduciario es el representante legal y debe cumplir con lo que manda el contrato de constitución, sea a favor del propio constituyente o de un tercero llamado beneficiario. Entre las obligaciones está el pago de impuestos.

Diego Garcés, consultor económico, explica que el fideicomiso mercantil es un sujeto pasivo de impuestos. “Cuando el fideicomiso hace una actividad económica debe tributar como si fuera una compañía. No se encuentra una lógica para que deba gravarse otra vez”.

El Gobierno también busca regular a los fideicomisos constituidos en el exterior, pues sostiene que también se utilizan para evadir impuestos.

Garcés cree que eso es real, pero también pagan impuestos. Si esos fideicomisos administran bienes en Ecuador deben tributar cuando el titular del fideicomiso fallece.

Ahora, en el país existe la herencia forzosa, que se refiere a la liquidación de los bienes del fallecido en los primeros 90 días después de su muerte, incluyendo los fideicomisos. Si la transferencia de los bienes y el pago del Impuesto a la Herencia no se efectúan, el heredero cae en multas e intereses.

En otros países existe el fideicomiso testamentario, que es una alternativa empleada por las personas que tienen grandes patrimonios. En estos casos se incluyen activos cuyo valor es variable, como acciones, participaciones en fondos o empresas, obras de arte, etc.

La administración de este tipo de fideicomisos la realiza una institución bancaria, la cual cobra honorarios fiduciarios previamente pactados y entrega a los herederos el producto del patrimonio invertido. Por ese trabajo se suele cobrar entre el 1% y 2,5% anual sobre el monto de los activos.

Los ingresos generados por estos fideicomisos pasan a manos de los beneficiarios (herederos) y no pagan impuestos, dice el abogado Juan Vizcaíno.

Por eso, las reformas que anunció el Gobierno también contemplan fijar una tasa para este flujo de capital. La directora del SRI señaló que esas tasas buscan desincentivar esta práctica de los contribuyentes con grandes patrimonios. “No es un tema recaudatorio ni esencial para el Presupuesto estatal. La idea es romper estructuras económicas y generar oportunidades”.
Amoroso señala que la reforma significará una recaudación del 0,05% del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual equivale a unos USD 50 millones al año.

Sin embargo, para romper esas estructuras económicas, las herencias superiores a los USD 849 600 pagarán una tasa de hasta el 77,5%.

Si los herederos no tienen liquidez para cancelar ese impuesto tienen dos opciones: pedir prestado al banco o rematar parte de los bienes. Además, la institución tributaria ofrece métodos de financiamiento para el pago del tributo, de hasta cuatro años.

“Los herederos de grandes fortunas habrán acumulado sus propios bienes durante su vida y estarían en capacidad de pagar el impuesto”, señala Amoroso.

Según datos del Ministerio de Finanzas, hasta el 2014 ­existían cerca de 400 fideicomisos a escala nacional. De ­estos, 67 corresponden al sector privado.

infografía herencia

En contexto

En Ecuador, los fideicomisos mercantiles gravan impuestos durante su funcionamiento.
Al morir el propietario deberá eliminar esta figura para realizar el traspaso al heredero. En ese momento paga Impuesto al Herencia.

El reparto

Herencia

Cuando fallece una persona sus posesiones le corresponden al heredero.  

Herederos

Los hijos son los principales herederos, además del cón­yugue.

Otros


Cuando no hay hijos, pasa a los padres, los hermanos y los sobrinos; en ese orden.

Cónyuge

Este es propietario del 50% de la herencia y, por ende, no paga impuesto.

Donaciones

Las donaciones de patrimonio también deberán cancelar el impuesto.

¿Qué se hereda? 

Todo, inmuebles, joyas, acciones, efectivo. Deudas se restan.





Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (1)