La impresión 3D conquista rápidamente nuevas áreas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 1
Andrea Gordón y Agencias 

El diseño se realiza a través un software. La computadora debe estar conectada a una máquina que no imprime en papel, sino que utiliza materiales como resina de plástico, acero, harina, chocolate, incluso células humanas.

El equipo analiza el dibujo y lo divide en capas, para luego sobreponerlas y formar el objeto con el material seleccionado. Se trata de la impresión 3D, que ya ha revolucionado áreas como la alimentación, la salud, el sector automotor, etc.

En el mundo, este tipo de impresión tiene avances rápidos. A finales del 2013, un equipo de la universidad británica de Cambridge lo utilizó para fabricar células oculares, que podrían utilizarse en terapias para reparar daños en la retina. Por el momento, los científicos han logrado que las células impresas mantengan intacta su capacidad para sobrevivir y que crezcan cuando son cultivadas.

También se pueden crear tejidos nerviosos y cartílagos. Por ello, científicos del Centro de Ciencias Electromagnéticas de la U. de Woolongong y del Hospital St. Vincent, de la ciudad de Melbourne, indicaron que utilizarán una especie de 'biotinta' para construir partes humanas.

La técnica australiana de impresión 3D y biofabricación aditiva incorpora células vivas y presenta una tasa de supervivencia de estas del 95%, según la cadena de noticias ABC.

La fabricación de prótesis también ha evolucionado. Un grupo de ingenieros de Feathered Angels Waterfowl Sanctuary, una organización especializada en la protección de animales, creó una prótesis 3D para que un pato vuelva a caminar. Para ello, los desarrolladores fabricaron un molde a partir de una de las extremidades de su hermana. Luego rellenaron esta figura con silicona y así crearon el accesorio final.

Vehículos, armas y comida
El campo automotriz también le apuesta a la utilización de esta tecnología para la fabricación de los vehículos.

Por ello, la empresa alemana EDAG presentó una propuesta de prototipo de chasís, que se crearía utilizando una impresora 3D. Es decir que el armazón del automóvil sería de una pieza y no es necesario ensamblarlo, como ocurre ahora.

La empresa dio un nombre a esta propuesta y la bautizó como Modelado por Deposición Fundida. Esta se puede realizar con fibra de carbono, para que otorgue una estructura más liviana y resistente, aunque otros especialistas han indicado que solamente el futuro demostrará si este concepto puede llevarse a cabo.

En el 2013, una empresa estadounidense además creó una pistola en tres dimensiones.

Este dispositivo está diseñado para tener piezas modificables, con el fin de regular el calibre. La pistola está compuesta por 16 piezas, 15 de las cuales tienen capas de plástico duro resistente al calor -que pueden ser creadas con una impresora tridimensional- y una de hierro. Pero los avances fueron más allá. En marzo, la empresa Natural Machines lanzó al mercado una impresora 3D de comida. El dispositivo funciona con conexión a Internet y posee una pantalla táctil en la que se pueden seleccionar recetas y crear un plato original.

El equipo crea los platos seleccionados imprimiendo finas capas de cada ingrediente del diseño original que se haya desarrollado en un computador.

¿Qué sucede en Ecuador? Esta técnica solo se emplea para fabricar prototipos en el área de la publicidad. Además se elaboran pulseras, figuras y vasos personalizados… En Quito, estos trabajos se hacen en dos locales del norte. Esteban Armendáriz es fundador de Eard 3D en el país, y sabe que aquí recién se inicia esto.

Él, además de imprimir, también ensambla impresoras y las vende. Estas cuestan de USD 1 300 a 2 200. Cada equipo es armado en seis horas y registra unas 40 ventas en el país.

Los objetos que Armendáriz ha impreso van desde figuras representativas hasta carcasas de para celulares. Incluso en una vitrina tiene el marco de unas gafas de sol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)