12 de enero de 2016 00:00

Las importaciones vía courier cayeron 41%

Juan Carlos Campana organiza los paquetes de encomiendas en las oficinas de la empresa Melquisedec, en Quito. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Juan Carlos Campana organiza los paquetes de encomiendas en las oficinas de la empresa Melquisedec, en Quito. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Carolina Enríquez
y Carolina Enríquez
Redactoras (I)​

El negocio de las empresas de courier ha venido cayendo desde hace dos años, pero este 2016 puede tener un respiro con la flexibilización en las importaciones de celulares. Entre enero y noviembre del año pasado, las importaciones vía courier cayeron 41%, según datos publicados ayer 11 de enero del 2016 por el Banco Central del Ecuador.

Hasta el 2014, estas empresas ingresaban unos 200 paquetes diarios, en promedio, pero bajaron a la mitad cuando se aplicaron cupos a las compras. Cada persona puede hacer cinco adquisiciones al año, pero no más allá de USD 1 200. También se debe pagar una tasa de USD 42 por cada paquete importado bajo el sistema 4x4.

Hasta el 2012 era posible traer celulares al país sin pagar impuestos, usualmente bajo la categoría del 4x4, es decir, en paquetes de hasta USD 400 y 4 kilos. Sin embargo, desde junio de ese año quedó eliminada esa opción.

Para este año, el Comité de Comercio Exterior (Comex) abrió nuevamente esta posibilidad, que se aplicará desde el 1 de febrero próximo, beneficiando a unas 42 empresas aglutinadas en dos asociaciones. Aunque, según el censo económico del 2010, en el país existían 705 centros dedicados a actividades postales o de mensajería rápida.

Para José Alfredo Jiménez, titular de la firma TMA Logistic, la flexibilización para importar celulares dinamizará el mercado de couriers y también será un incentivo para su empresa, que el año pasado registró una reducción en ventas del 40%. Esto se explica por las restricciones en los envíos de paquetes individuales, que cayeron a la tercera parte.

TMA Logistic tuvo que reestructurar la estrategia de negocio y buscar clientes comerciales, con lo cual se reduce el margen de ganancia pero aumenta el volumen. Sin embargo, eso significó el despido de seis personas que se desempeñaban como operarios o vendedores.

Desde el año pasado, un 60% de su cartera de clientes realiza compras bajo la categoría C, que se relaciona con importaciones de repuestos, partes y piezas para avión y otras industrias, algunas materias primas, etc., pero con un tope de hasta 50 kilos o USD 2 000. “La categoría C permitió que subsistiéramos”, dice.

Aunque la nueva medida del Gobierno es positiva, Jiménez cree que no alcanzará los niveles de envíos que registró en el 2012, cuando su empresa realizaba 60 envíos mensuales de celulares, en promedio. Sin embargo, en medio de una coyuntura económica complicada, la flexibilización ayudará. Desde que se anunció la nueva autorización por parte del Comex, TMA Logistics recibió 30 cotizaciones para la compra externa de celulares.

Ximena Cevallos, de la empresa de comercio exterior Ultrabox, también es optimista con la resolución del Comex. Los celulares eran uno de los productos más demandados por los clientes antes de que se aplicaran las restricciones a los couriers. Cuenta que un año antes de que entraran en vigencia esas limitaciones, en junio del 2012, ya se había frenado el negocio porque se limitó la compra a un celular por año. “Con los cupos impuestos en el 2012 se redujo el tráfico a la mitad. Ahora esperamos reactivar todo”.

Esta empresa de mensajería ya comenzó a difundir la resolución del Comex entre sus clientes. Pero es necesario explicar que la compra de un dispositivo móvil vía courier no está bajo la modalidad 4x4, sino dentro de la categoría C (paquetes de hasta USD 2 000 y 50 kilos, pagando impuestos).

En este sentido, al valor del celular hay que sumar el 15% de arancel, el 12% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el 0,5% del Fondo de Desarrollo para la Infancia (Fodinfa).

El Gobierno sostiene que la medida adoptada permitirá a los ecuatorianos adquirir un ‘smartphone’ a precios internacionales, lo cual va en la línea de ampliar el acceso a las tecnologías de la información y comunicación.

Pero con esta autorización de importar celulares vía courier una vez al año, ¿qué tan caro o barato resulta adquirir un dispositivo móvil?

En EE.UU. por ejemplo, un iPhone 6 se consigue en USD 650. Si se lo adquiere vía Internet no se cobra la tasa que se aplica según cada estado norteamericano. Sin embargo, al transportarlo a Ecuador se deberá cancelar los impuestos, que representan un 27,5% adicional al costo del equipo, además del valor del envío.

En Chile por ejemplo, el mismo modelo de teléfono cuesta USD 873, que incluye el 6% de arancel y el 19% del IVA vigente en ese país. Para los países con los cuales Chile ha suscrito acuerdos comerciales, como EE.UU y la Unión Europea, no se cancela el primer tributo.

En el caso de Colombia, el iPhone 6 cuesta USD 612, incluyendo el 16% de IVA más 10% de arancel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)