25 de noviembre de 2014 19:05

Imbabura busca resolver diferendo limítrofe con Esmeraldas por la vía de una consulta popular

Pablo Jurado (c), prefecto de Imbabura explicó sobre los límites de Imbabura con Esmeraldas y Pichincha. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO

Pablo Jurado (c), prefecto de Imbabura explicó sobre los límites de Imbabura con Esmeraldas y Pichincha. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2

José Luis Rosales. Redactor

La disputa que llevan las provincias de Imbabura y Esmeraldas, en el norte de Ecuador, por el recinto Las Golondrinas, se resolvería por la vía de la consulta popular. Así, lo planteó hoy, 25 de noviembre de 2014, Pablo Jurado, prefecto de Imbabura.

Lamenta que las negociaciones que se han realizado a nivel de gobiernos locales no surtieron efecto. Las dos provincias conformaron equipos técnicos para intentar resolver por la vía amistosa la anexión a Imbabura o Esmeraldas de este territorio de 14 698 hectáreas, en donde habitan 5 032 personas, según el último censo del INEC.

El poblado está compuesto por múltiples locales comerciales. También hay una escuela y un colegio que lleva el nombre de Santa Ana de Cotacachi. Ahí una parte de la población muestra su afinidad hacia Imbabura, mientras que otro grupo siente cercanía a Esmeraldas.

Hoy, en la Prefectura de Imbabura se realizó una rueda de prensa para anunciar la posición de esta jurisdicción para resolver el conflicto límitrofe. Según José Morocho, presidente Comité Promejoras de Las Golondrinas, el 75% de las escrituras de este recinto de clima tropical están registradas en las instituciones imbabureñas.

El tema también fue analizado en el programa gubernamental Imbabura Habla. Ahí, se señaló que supuestamente las prefecturas estarían negociando sin el conocimiento de los habitantes. Hasta el momento, en Esmeraldas no ha habido un pronunciamiento.

Según Gabriel Casanova, subdirector de Planificación Territorial de la Prefectura de Imbabura, hay dos vías para resolver el diferendo. La primera es el arbitraje territorial que debería tramitarse en el Comité Nacional de Límites Internos (Conali), y la segunda la consulta popular. Para esta última, la Cámara Provincial deberá aprobar el informe de la comisión técnicas antes de remitirlo al Conali.

En medio de la polémica el tiempo para resolver los problemas limítrofes internos del país finaliza el 31 de diciembre próximo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (4)