4 de abril de 2016 09:17

Un cargamento de balas para fusil fue incautado en la provincia de Imbabura

Miembros de las Fuerzas Armadas detuvieron al conductor del vehículo e incautaron las balas de fusil. Foto: EL COMERCIO

Miembros de las Fuerzas Armadas detuvieron al conductor del vehículo e incautaron las balas de fusil. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 14
Washington Benalcázar
Redacción Sierra Norte

Unas 1 966 municiones, calibre 7.62 mm, fueron descubiertas a bordo de un automóvil particular que se movilizaba por la parroquia de Lita, provincia de Imbabura, situada en el norte de Ecuador, cerca a la frontera con Colombia.

Miembros de las Fuerzas Armadas detuvieron al conductor del vehículo e incautaron las balas de fusil, mientras realizaban un control de rutina, el 3 de abril del 2016, a las 16:30.

Según el coronel Pablo López, oficial de Inteligencia del Comando Operacional 1 Norte, todo parece indicar que el material de uso militar estaba dirigido a los grupos ilegales armados de Colombia. El automotor, de placa GSI-1932, se movilizó desde la provincia de Esmeraldas, frente al océano Pacífico, hacia Imbabura, por la vía Ibarra-San Lorenzo.

Durante un control de rutina, los miembros de la patrulla militar descubrieron un tanque de plástico en la cajuela del automóvil, marcha Chevrolet Aveo. Al inspeccionar minuciosamente se dieron cuenta que en el interior estaba escondida la munición.

Es por ello que detuvieron al conductor y lo entregaron a la Policía. Mientras que el cargamento de balas fue trasladado hasta la oficina de la Policía Judicial de Imbabura, situada en Ibarra, de acuerdo a los trámites legales.

Fabián Trujillo, comandante del Grupo de Caballería Yaguachi, que está a cargo de la seguridad de la frontera con Colombia, junto a otras unidades militares, considera que las balas no son de fabricación ecuatoriana, pues no tiene letras que así lo identifiquen. A su criterio provienen posiblemente de Perú.

Para López, el vehículo que llevaba la munición, viajaba en sentido oeste-este, contrario de lo que hacen regularmente los traficantes de armas y municiones, que buscan pasos clandestinos por la selva o manglares. Cree que por alguna razón regresó de Esmeraldas a Imbabura, posiblemente buscando una ruta hacia Colombia para entregar la munición.

Según fuentes militares, el norte de Ecuador es uno de los corredores que se utilizan para el paso de pertrechos militares, uniformes y armas destinados a grupos ilegales armados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)