22 de septiembre de 2017 16:53

El presidente del IESS dice que informe de la OIT que alerta sobre la situación financiera de la entidad es 'preliminar'

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, minimizó el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que alerta sobre la sostenibilidad de los fondos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Foto: Flickr IESS

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, minimizó el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que alerta sobre la sostenibilidad de los fondos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Foto: Flickr IESS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Mónica Orozco
(I)

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, minimizó el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que alerta sobre la sostenibilidad de los fondos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

En su cuenta en Twitter, el funcionario señaló que se trata de un informe “preliminar, que se está construyendo y que es de uso interno”. “Obvio que es interno porque evidentemente la OIT no cuenta con toda la información porque no me la ha solicitado”, precisó.

Además, Espinosa señaló que está abierto a entregar toda la información que requiera el organismo para que “ahí sí cuenten con las herramientas que les permitirán un informe final y oficial”.

La nota técnica sobre la situación de la entidad fue solicitada por varias asociaciones sindicales ecuatorianas y “responde a la preocupación de los trabajadores y empleadores”, apunta Philippe Vanhuynegem, director de la OIT para los Países Andinos, en una carta enviada al Consejo Directivo el pasado 14 de septiembre de 2017 y a la que accedió este Diario.

El documento advierte que en los últimos años se han tomado decisiones que pudieran afectar al equilibrio financiero de los seguros de salud, pensiones y riesgos del Trabajo de la entidad.

Una de ellas fue la decisión del Consejo Directivo del IESS de reducir los aportes de pensiones para cubrir el déficit del fondo de salud desde noviembre del 2015 y durante cinco años.

Eso provocó que, por ejemplo, para el 2017 los ingresos previstos por aportes a la seguridad social para pensiones (USD 1 689 millones) no sean suficientes para cubrir los gastos (USD 3 632 millones). Para cerrar la brecha, el IESS prevé tomar de sus ahorros 1 752 millones.

Este Diario había revelado estas cifras en una nota publicada en marzo pasado. En ese entonces el IESS insistió en que el fondo de pensiones tiene sostenibilidad hasta el 2026 y añadió que se tomarán “medidas responsables antes, para volverlo sostenible por mayor tiempo”.

En aquella ocasión, el IESS explicó también que el portafolio de inversión suma casi USD 18 000 millones, con una rentabilidad promedio del 8%, mientras que en el 2006 solo tenía 2 400 millones ganando el 0,3%. Además señaló que las decisiones se tomaron con base en un informe actuarial.

Sin embargo, la OIT, en su nota técnica, cuestiona dicho informe al señalar que es demasiado optimista sobre los escenarios planteados. “El estudio se quedó muy corto en la evaluación del impacto de esta medida”.

La OIT también califica la situación del fondo de salud como “realmente preocupante”, pues pese a que ahora recibe más recursos deberá tomar gran parte de sus ahorros este año para cubrir gastos.

El organismo recomienda evaluar las causas que explican el problema del Fondo de Salud “para establecer una estrategia que permita corregir el problema sin afectar el equilibrio financiero de los otros seguros”.

Recomienda realizar una valuación actuarial integral e independiente. Y sugiere integrar un comité tripartito (trabajadores, empleadores y gobierno) con participación del IESS para analizar la situación de la entidad y fijar las medidas para restablecer la sostenibilidad de cada uno de los seguros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)