17 de noviembre del 2015 00:00

Fondo de Pensiones se queda con menos ingresos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 334
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 10
Mónica Orozco
Coordinadora  
morozco@elcomercio.com (I)

El Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) aprobó una resolución para cambiar el aporte que realizan afiliados y empleadores, dijo ayer el titular del organismo, Richard Espinosa. Y explicó que la decisión aprobada el viernes pasado no implicará un incremento del aporte sino una redistribución interna de los fondos.

La medida básicamente consiste en reducir los recursos que recibe el seguro de pensiones para solucionar la grave situación financiera por la que atraviesa el fondo de Salud, que cubre las atenciones médicas de los afiliados y jubilados.

La medida durará cinco años y es progresiva: el primer año, el bajón para pensiones será del 9,74 al 6,06% del aporte y luego se irá recuperando hasta el año 2021 cuando la tasa incluso se incrementará al 10,66%. En salud, sucederá a la inversa.

La medida rige desde este mes y significará una merma de USD 232 millones en este mismo año. En el 2016, el año de mayor reducción, el bajón será de unos USD 1 000 millones.

El experto en seguridad social, Marco Proaño Maya dijo que la medida contradice el artículo 122 de la Ley de Seguridad Social, que prohíbe tomar recursos de pensiones para cubrir huecos financieros en las atenciones médicas.

Espinosa expresó que no está tomando los fondos sino cambiando el aporte, una facultad que consta en la Ley de Seguridad Social. Además, dijo que para ello tiene estudios actuariales. Sin embargo, el vocal de los empleadores, Felipe Pezo, señaló en un memorando remitido al Consejo Directivo, que dicho estudio es parcial.

El exdirector del IESS, Marco Morales, cree que la medida es desafortunada y significa un segundo golpe para el seguro de pensiones, que ya perdió este año el aporte fijo del 40% que realizaba el Estado para el pago de pensiones.

Con la nueva medida se le está quitando un 30% de los ingresos por aportes. “En lugar de que el seguro de pensiones sea sostenible, se está ocasionando que quede con muy poca liquidez y rentabilidad”.

Morales cree que es imperativo tener un estudio actuarial completo antes de tomar este tipo de medidas.

Para no afectar a futuro el fondo de pensiones, Espinosa dijo que a partir del 2021 aumentarán los recursos que recibe este fondo y, en cambio, los de salud se reducirán.

A la exvocal al IESS, Paulina Guerrero, destituida un día antes de que se tome esta decisión, le preocupa que la medida sea de corto plazo y que no solucione los problemas estructurales en salud y pensiones, que registran déficit. Con o sin esta medida, el fondo de pensiones tendrá recursos suficientes para cubrir pensiones solo hasta el año 2027; es decir, 12 años. A partir de ese año necesitará más ingresos para cubrir sus obligaciones.

Espinosa, sin embargo, indicó que sin la medida en el 2016 el fondo de Salud ya registrará déficit, es decir, los ingresos no serán suficientes para pagar los gastos y eso requería tomar una medida urgente.

El plan en el área de salud es bajar los gastos administrativos y, además, levantar una megainfraestructura hospitalaria para bajar el peso del gasto que hoy se destina a las clínicas privadas, gasto que ha generado, a criterio de Espinosa, el problema financiero en salud.

Así, Espinosa negó que la incorporación de menores a la atención médica de los hijos menores de 18 años en el 2010 sea el principal problema.

Indicó que este rubro solo representa unos USD 200 millones de los USD 2 000 millones de los gastos anuales en atenciones médicas. Además, dijo que se trabaja en aumentar el número de aportantes a la seguridad social.

Esto no afectará al pago actual de pensiones ni la entrega de hipotecarios en el Biess, pero sí obligará al fondo de pensiones a desinvertir parte de sus ahorros para cubrir el pago de sus actuales obligaciones.

Hasta el 2014, el IESS reclamaba al Estado por unos USD
1 876 millones por las atenciones médicas de jubilados y enfermedades catastróficas. Pero una comisión interinstitucional conformada por funcionarios del IESS y el Ministerio de Finanzas concluyó en abril que no existe esta deuda. A futuro tampoco se cobrarán estos rubros. Espinosa dijo ayer que con la última reforma a la Ley de Seguridad Social, en abril pasado, se eliminó la exigencia legal para que el IESS lo haga.

En contexto

En abril pasado la Asamblea Nacional aprobó una reforma a la Ley de Seguridad Social, para eliminar el aporte fijo del 40% del Estado para el pago de pensiones del IESS y estableció por un compromiso de que contribuirá cuando haga falta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (43)
No (12)