10 de October de 2014 19:54

Identifique las diferencias entre una cocina de inducción y una cocina eléctrica común

A la izquierda la oferta de nuevas cocinas de inducción en los locales comerciales del país. A la derecha las cocinas eléctricas (industriales) que también se ofertan en Ecuador. Fotos: Diego Pallero / Archivo / EL COMERCIO

A la izquierda la oferta de nuevas cocinas de inducción en los locales comerciales del país. A la derecha las cocinas eléctricas (industriales) que también se ofertan en Ecuador. Fotos: Diego Pallero / Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 37
Triste 5
Indiferente 18
Sorprendido 37
Contento 23
Alberto Araujo. Redactor

El ‘boom’ de cocinas de inducción que vive el país a raíz del plan implementado del Gobierno ha lanzado varios productos y modelos al mercado que deben ser diferenciados.

Muchas veces un usuario inexperto puede confundir una cocina inducción con una cocina de resistencia común porque a primera vista pueden ser muy parecidas.

Ambas tienen a la electricidad como fuente de energía para cocer los alimentos sin embargo hay cinco diferencias específicas que presentamos a continuación.

1. El principio de funcionamiento

El consultor en temas energéticos, Gerardo Velasco, explica que en el mercado existen tres tipos de cocinas eléctricas.

La primera es la cocina eléctrica de resistencia pura que tiene una forma de espiral o plancha redonda. En este tipo de cocina, la electricidad es conducida hacia una resistencia que eleva su temperatura y produce calor.

El calor producido por la residencia se transfiere al ambiente y luego a un utensilio con lo cual se logran cocinar los alimentos.

Un segundo tipo de cocina eléctrica es la que está compuesta por una estufa eléctrica de resistencia radiante. Funciona bajo el mismo principio de la anterior pero está cubierta por un vidrio negro de vitrocerámica que le da una mejor apariencia y es más seguro.

Debido al principio que utilizan estas cocinas, su eficiencia oscila entre 60% y 70%, explica Velasco. Es decir que de cada 100 vatios hora de energía eléctrica, solo se utilizan entre 60 y 70 efectivamente para cocina y el resto se pierde en calor y otro tipo de pérdidas.

Pero el tercer tipo de cocina eléctrica es la cocina de inducción de alta eficiencia. Esta cocina utiliza un campo electromagnético que se transforma en calor solo cuando hay la presencia o la intromisión de un objeto ferromagnético como una olla de hierro o acero.

Bajo este principio cocina los alimentos y debido a que no hay una disipación de calor en el ambiente, el nivel de eficiencia de una cocina de inducción es mayor a una cocina eléctrica normal y llega hasta el 85%.

2. Beneficios

Debido a que las cocinas de inducción son más eficientes y tienen menos pérdidas, su consumo de energía es menor. El consumir menos energía para cocinar los alimentos se ve reflejado en un ahorro de la planilla de luz.

Por el contrario, las cocinas eléctricas de resistencia consumen más energía porque son menos eficientes. Es decir que también generan un mayor gasto en la planilla eléctrica.

Otro beneficio importante de las cocinas de inducción es que accederán a un subsidio de hasta 80 kilovatios hora (kW-h) al mes de energía de parte del Gobierno (entre USD 6 y USD 8 en la planilla eléctrica) hasta enero del 2018. Luego de esto, la energía que consuman tendrá una tarifa diferenciada.

Pero según las autoridades del Ministerio de Electricidad, las cocinas eléctricas que no sean de inducción no podrán acceder a este subsidio.

3. Precio

Debido a que las cocinas de inducción tienen una tecnología más avanzada a las cocinas eléctricas comunes, su precio en el mercado internacional es mayor. Aquí en el país, se pueden encontrar cocinas eléctricas importadas desde USD 400, mientras que las cocinas de inducción importadas superan los USD 600.

Sin embargo, el Gobierno liberó los aranceles para las piezas de las cocinas de inducción. En consecuencia, en el mercado se pueden encontrar cocinas de inducción ensambladas en el país desde USD 190 (de dos hornillas o focos de inducción) hasta cerca de USD 800 (el modelo de cuatro quemadores y horno).

4. Apariencia

El aspecto entre una cocina de inducción y una cocina eléctrica común se puede confundir debido a que ambas pueden utilizan generalmente un vidrio de vitrocerámica.

Sin embargo, una diferencia importante en la apariencia es que en los quemadores o zonas de una cocina de inducción está grabada la palabra INDUCCIÓN en español o INDUCTION en inglés.

También las cocinas eléctricas de resistencia usan perillas para su activación mientras que las cocinas de inducción solo tienen controles con botones digitales para su operación.

5. Seguridad

Mientras que una cocina eléctrica de resistencia se calienta y puede quemar la piel de una persona que no sabe utilizarla, las cocinas de inducción solo producen calor cuando sus quemadores están en contacto con un material ferromagnético como una olla de acero o aluminio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (1)